El blitz del lunes

Cara la tercera semana

En pretemporada suponemos  todo lo que debe estar en la mente es la forma de ganar el primer juego de la temporada, esta jornada la noticia no debió pasar de ser el ver como Michael Sam capturo al millonario rookie Johnny Manziel, ya tres jornadas sin ser bautizado y luego que su “padrino” fue el otro novato que también hizo tanto ruido desde antes del draft al haber declarado abiertamente su homosexualidad.

 Ahí debió haber quedado lo mediático, Pero no fue así, las noticias serias son las cambian el rumbo de toda una organización y de su afición, ver que el ala cerrada de los Broncos Wes Welker abandono el campo con una conmoción en la cabeza no es nada bueno y así le paso contra Houston donde no regreso al juego quedando bajo el protocolo de revisión de conmociones que ordena la NFL. Malo, porque Welker es una de esas figuras de la NFL que son un paladeo por sí mismo y esta situación ya no es casual, el año pasado sufrió dos conmociones en 2 meses e incluso se le mando a hacer un casco especial, temo mucho que si esto continua no tarden en darle mucho menos juego o una orden medica de retiro.

En Oakland el mariscal Matt Shaub tiene un hombro lesionado y no se asegura su capacidad de recuperación para empezar la temporada, en la banca ha destacado el joven Derek Carr quien la semana pasada salió con una costilla lesionada y un golpazo que también lo amenazo con conmoción, es un verdadero albur lo que vaya a pasar en los Raiders porque parece que hay muchos buenos  mariscales.

Y así siguió, Sam Bradford de San Luis salió lesionado y no regresara en toda la temporada, segunda consecutiva que sufre daño en ligamentos y le va a costar a su equipo reestructurar su plan de juego ofensivo para adaptarlo de emergencia a Shaun Hill un suplente con 13 años de abolengo en la NFL, nada que un fan prefiera para empezar su temporada. ¿Sera hora de ir a buscar a los “Famosos Banqueros” y meterlos al campo? Me refiero a Mark Sánchez o Tim Tebow y alguno más que andan por ahí sentados y que al menos van a atraer a la prensa y vender alguno que otro jersey.

En fin que está saliendo caro, es malo que se lesionen, si lo es, pero por otro lado hay que reconocer que la NFL está compitiendo, se juega al todo y no hay tregua ni en los que deberían ser juegos “Suaves” , por eso cada día este deporte es mejor.

Y de ahí...A lo que sigue.

 

beto@eluno.com