El blitz del lunes

Analicemos a los desesperanzados

No tengo idea como sea la actitud motivacional de equipos de la NFL en aprietos, situación de varios que a estas alturas tendrían que hacer milagros para hacer lo que llamaré como “intento de campaña digna” y llegar al mediocre 8-8 para desquitar el sueldo.

En soccer los técnicos son despedidos hasta 3 por temporada, ¿Por qué en el americano no? ¿Hay tanta conciencia de las limitantes globales de la nómina que ya ni al coach se le puede culpar? O ¿es que las bajas de juego responden a diferentes motivos?, veamos:

 Tampa Bay (1-7) y Tennessee (2-6) Tienen excusa con coaches de 1er año (Lovie Smith y Ken Whisenhunt) ahí la amenaza va sobre los jugadores, un coach tiene un colchón promedio de 3 años para armar un equipo competitivo, si no es consuelo, al menos el entrenador puede estar en la banca sin temer recibir (aún) un botellazo en la cabeza.

En cambio en Carneros, Jeff Fisher en su 3er campaña así como Gus Bradley con Jacksonville y nomás no se les ve color, merece atención Tony Sparano en Oakland, segundo en el año  después deDennis Alleny con QB novato, los dos se deben preguntar quién podrá defenderlos, con 0 ganados tal vez esa sea su probabilidad de continuar..

Yo ya me hubiera deshecho de Rex Ryan en los Jets desde que “tronó” mental y físicamente a Mark Sánchez con su jueguito de “adivina quién está en la banca” de paso se llevó a Tim Tebow y hoy a Geno Smith, ¿Cómo puede motivarse un equipo si la posición de más liderazgo juega inseguro y bajo amenaza? La semana pasada dijo “No tengo idea” cuando le preguntaron quien lanzará su próximo partido. Por mí... ¡FUERA!

En Atlanta Mike Smith (2-6)  y en Chicago Bears Marc Trestman (3-5) no se ven con patas “pa’gallo” ambos tienen QB´s, Jay Cutler y Matt Ryan, pero no logran lo demás, cruel es darle tanto peso a un QB sobre los resultados, pero por eso, el mayor peso se le carga al head coach y para mí estos dos están en entredicho.

Con mala suerte: Washington (3-6) Jay Gruden tiene el pretexto de la falta de Robert Griffin III y otras lesiones, pero ya son años sin números ¿Y qué hacer con Jacksonville (1-8) son un trampolín para sus rivales? A Vikingos a ver si la última victoria los enruta, otro QB novato.

Y eso que me metí con los Coaches y no con los directivos, pero bueno... es media temporada  y a partir de hoy se pueden dar milagros de esos que inspiran películas de equipos aun cuando no sean campeones, esperemos ver más competencia.

Y de ahí... a lo que sigue.

 

beto@eluno.com