El blitz del lunes

Ahora juego en San Luis, mañana en Los Ángeles, ahora juego en Oakland y mañana...

Hablando de sedes, hay un chisme fuerte sobre un grupo de millonarios que están muy decididos a construir estadio y llevarse una franquicia a la nada modesta ciudad de Las Vegas, con un ofrecimiento del magnate Sheldon Adelson quien pone en la mesa 750 millones de dólares y reta al gobierno local a “completar la vaquita” para esta hazaña, el plan está en acción y debate, el objetivo: convencer a los Raiders a dejar la cansada Oakland para volverlos las estrellas en la ¨Strip” más famosa del mundo, si me preguntan, yo me cambiaba sin pensarlo, lo único que siempre he cuestionado es que el nombre de un equipo se mantenga cuando cambia de sede, yo digo que una ciudad nueva merece su propia historia así como Carolina tuvo su nombre, escudo y colores propios, no me gusta que lleguen con lastre como pasara una vez más con Los Carneros ahora que mudan a los Ángeles (que también hospedo en su momento a los Raiders) , conozco los argumento a favor para defender los nombres de las franquicias y entiendo el “feeling” de os fans que no viven ahí pero... no, no me gusta, en México con el soccer imagínense a las Chivas de Mérida o en NFL ¿cómo se verían o como se escucha los “Vaqueros de Ohio o los Acereros de Portland?”

Aún falta para estas decisiones, pero de que hay dinero y ganas las hay y Las Vegas como sede turística mundial sería una garantía de llenos aun sin aficionados locales, todo viajero preguntaría si hay juego en los días que visite la ciudad y créanme, el que viaja a las Vegas lleva dinero para pagar buenos boletos y aparte para perder en las mesas de juego, el Americano es un gran espectáculo y sería un manjar añadido a los atractivos de la ya de por si divertida ciudad del pecado.

La historia de cambios de sede la iniciaron los mismos Malosos en 1982 yéndose a Los Ángeles sin permiso de la NFL, de ahí: En 1984 Colts deja Baltimore por Indianápolis, 1988: Cardenales abandona San Luis para irse a Arizona/Phoenix 1995: Raiders regresa a Oakland y Rams dejan los Ángeles por San Luis, en 1996 Cleveland se va a Baltimore pero se convirtió en Ravens y se les considero un equipo de expansión al igual que los Houston Oilers que se fueron a Memphis y luego a Nashville aun con el nombre de Oilers fracasando y teniéndose que ir Tennessee cambiando el nombre a Titanes para crear un sentido de identidad original para la plaza, justo lo que yo decía.

Así las cosas Rams regresa a Los Ángeles este año y el siguiente movimiento podrá volver a ser Raiders que empezaron este desorden, veremos qué pasa. ¡Las Vegas suena excelente! 

Y de ahí... A lo que sigue

Herberto de la Rosa

beto@eluno.mx

@herbertodlarosa