El blitz del lunes

Agentes libres: ¿libres?

Esta semana se cierran las especulaciones del destino de los agentes libres en la NFL, pero antes de conocer los nuevos uniformes que vestirán estos jugadores valdrá la pena entender bien la condición que los determina como agentes libres y que se subclasifican como restringidos, no restringidos y no reclutados.

Los restringidos son los que tienen tres o menos temporadas como profesionales, indistintamente de si fueron titulares o no. La segunda condición es que sus contratos hayan terminado, un jugador restringido puede recibir ofertas de su club actual o de cualquier otro, pero esto tiene una fecha limite (que es la de esta semana y que también es previa al Draft de reclutamiento general) de tal manera que el término restringido aplica no solo al límite de tiempo, porque si no cierra un trato antes de la misma pierde la calidad de agente libre y su club retoma el poder de negociación para el mismo Draft logrando una ganancia por dicho concepto; si un jugador acepta una oferta de un nuevo club, el antiguo club tendrá derecho a igualar la oferta y retenerlo.

En cambio los agentes libres no restringidos son cuyos contratos han vencido y que han completado cuatro o más temporadas en un club de la NFL. En este caso, ellos si son libres en su totalidad para firmar con cualquier franquicia. Se supone que la razón principal de esta diferencia es lograr que los jugadores nuevos en la liga tengan un tiempo para evaluarse de acuerdo a sus resultados de juego, sin embargo se les limita o restringe la libertad de contrataciones  protegiendo al  club que los selecciono e hizo profesionales. De ahí pasamos a los agentes libres no reclutados que son los jugadores elegibles para el Draft de la NFL, pero que no están en listas de seleccionados, surgen del colegial, de equipos en los que no se les realizo oferta de renovación de contrato y de las ligas extranjeras, estos jugadores van al Draft a venderse y literalmente a buscar chamba. En su caso también  pueden negociar y firmar con cualquier equipo.

En 1989 surgió el Plan B de la agencia libre, que permitía que los equipos conservaran derechos limitados sobre 37 jugadores. Generó polémica pues el resto de los jugadores estaban sin protección al quedar encadenados a la regla de los 37; jugadores demandaron a la NFL declarando el plan como una restricción ilegal. En 1992, el jurado dicto que el Plan B violó las leyes antimonopolio y ordeno el pago de indemnización a muchos jugadores.

Y de ahí… A lo que sigue.

beto@eluno.com