4ta a 1a

La otra pasión por el Super Bowl

Esta semana arranca con todo la pasión del súper domingo y aunque muchas cosas se han dicho ya del partido, hay otras actividades que hacen participar a los aficionados y patrocinadores. Como por ejemplo.

Michoacán ha estado en el ojo del huracán por el tema de las autodefensas, sin embargo los productores de aguacate tienen una participación importante dentro del Super Bowl XLVIII, pues según datos del propio estado, se exportarán 600 mil toneladas de esta fruta que será consumida antes y durante del partido, la gran parte en guacamole.

La intervención mexicana en el campo de juego correrá a cargo de Louis Vázquez y Manny Ramírez, guardia y centro respectivamente de los Broncos, quienes no son nacidos en México, pero sus padres son migrantes mexicanos establecidos en Texas.

El ya famoso Omaha de Manning, que seguramente será usado varias veces dentro del juego, tiene su propia línea de apuestas en Las Vegas. Suponiendo que Denver ganara el juego y él fuera nombrado MVP, sí el primer agradecimiento es a Omaha, cada apostador ganaría 200 dólares por cada uno jugado.

Los uniformes también importan, al ser Broncos el equipo local usará el tradicional uniforme naranja; tres ocasiones ha usado esta combinación en un Super Bowl, las tres las perdió. Por el otro lado Seahawks usará el uniforme de visita, blanco con azul cambiando así de colores con su única aparición a un juego final, el cual perdió.

A quienes buscan la reventa, un boleto en una suite de lujo con clima controlado dentro del estadio fue cotizado en un millón 19 mil dólares.

Así que la mesa está puesta para que todo, dentro y fuera del campo, sea un espectáculo a seguir, seas o no un aficionado al deporte de las tacleadas.

hector.mora@milenio.com