Fue al balón

La inocencia del "Vasco" Aguirre

La justicia española dio carpetazo al caso en el que el entrenador mexicano Javier Aguirre fue involucrado por supuesto arreglo del partido Levante-Zaragoza que ganaron los maños 2-1 y que decidió el descenso del Deportivo La Coruña en 2011. Y lo hizo por pruebas insuficientes y se explica en “Diligencias Previas Nº 004139/2014-MJ”.

Aunque la Fiscalía Anticorrupción podría apelar el dictamen ante la Audiencia Provincial, todo indica que hasta aquí llegará el largo brazo de la ley.

En la acusación se señaló que los jugadores del Levante fueron sobornados con algo así de 1.2 millones de euros, cantidad que fue distribuida por jugadores y técnico del Zaragoza mediante depósitos y retiros cuando menos sospechosos dos días antes de la celebración del juego el 21 de mayo. A ese Zaragoza también lo integraba Paulo da Silva, bien conocido en el futbol mexicano.

La indagatoria, exhaustiva hasta donde se sabe, la puso en marcha la Fiscalía Anticorrupción y luego de 28 meses de papeleo y comparecencias, incluida la del Vasco, la magistrada determinó que no existe indicio del destino de los dineros y que fueron para el fin que la parte acusatoria expuso; le quedan cuatro días a la Liga y a la Fiscalía para interponer un recurso, la verdad es que ya no importa.

Desde que la acusación fue pública, el Vasco Aguirre salió del Español (2012-2014), se fue a dirigir a la selección de Japón (2014-2015), de donde fue cesado sorpresivamente, aunque con todos los honores (eso sí), y de ahí emigró al futbol árabe, donde apenas se supo de él en el Al-Wahda, en el que no renovó recientemente.

No sabemos que en los deseos de Javier está regresar al futbol de España para dirigir o seguirá comentando futbol para Televisa en eventos especiales, pero es claro, sale del pantano lastimado. La sospecha marca. 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba