Fue al balón

La disputa por el control del VAR

En próximos días se impartirá el curso para capacitar en México a los VAR’s –árbitros de video-, ese nuevo protocolo de revisión de jugadas que la International Football Board nos vende por su 98.9% de efectividad.

Varios árbitros ya fueron notificados y esperan fecha de realización; es probable que sea antes del 3 de marzo, cuando la FIFA celebre su Asamblea General, Gianni Infantino la presida y retome las 10 cuartillas presumidas por el IFAB hace una semana. Entonces se aprobará y el futbol cambiará para siempre.

Para entonces, la Liga Mx y su Comisión de Arbitraje ya deberán tener resuelto un tema que provoca fricciones: ¿árbitros o ex árbitros para estar delante de los monitores para decidir un juego, una expulsión o un campeonato?

La Federación Mexicana de Futbol y la Liga Mx no quieren más árbitros, porque eso sería fortalecer a la Asociación Mexicana de Árbitros –AMA- (la del paro de hace un año), por eso se decantan por los ex’s y se ahorrarían en sueldos; les llamarían “asesores”.

Según recomienda el IFAB, los VAR’s “deben ser árbitros (retirados o en activo) de alto nivel” de conocimiento, luego sugiere que “los árbitros que sean VAR’s deben estar involucrados en el arbitraje de alto nivel”, sí ‘involucrados’ y nadie dice que no pueden venir de Televisa, TV Azteca, Fox Sports, ESPN, Imagen Televisión y otras televisoras.

Claro que “la capacitación de árbitros y los VAR’s es larga y compleja”, porque implica “adquirir habilidades y experiencia en analizar rápidamente repeticiones de video”, razón por la que en ese perfil encajan quienes ya están en las pantallas.

Solo falta saber si querrían Bonifacio Núñez, Felipe Ramos Rizo, Gilberto Alcalá, Armando Archundia, Chiquimarco Rodríguez, Edgardo Codesal o Eduardo Brizio poner al servicio del arbitraje su implacable juicio televisivo. 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hgvillalba