Fue al balón

Ni súper Chivas ni superlíder

Los 24 puntos que suma Chivas sirven para ilusionar a un pueblo rojiblanco fastidiado, seguro, de tanta burla; apenas arrancó el 2015 estos seguidores tuvieron que aguantar vara ante claras burlas como aquél troleo de “La gira del adiós”, los partidos que de visita debía cumplir el equipo de José Manuel de la Torre y que, de acuerdo a la mofa, se traducirían en las derrotas que los sumirían en la Liga del Ascenso.

Pues bien, desde el domingo por la tarde celebran que son líderes, así, a secas, solo líderes y ya veremos por cuánto tiempo.

A favor del equipo del Chepo admitamos que presume orden y efectividad; lo primero le permite sumar cinco juegos sin admitir gol en el Estadio Omnilife y es fórmula sabida que ir a la Liguilla o salvarse de un descenso pasa por ser fuertes como locales y el Rebaño Sagrado ya lo es, aunque con sus grietas, eso digo yo, por más que estén invictos y sean el mejor en el rubro.

Lo segundo, la efectividad, lo confirmamos revisando los resultados y lo apretado de todos nos habla de un equipo metódico, al que no le sobran goles, pero tampoco le faltan herramientas para hacer, cuando menos, uno; solo ante Monterrey hizo más de tres anotaciones.

Felicidades Chivas, pero no pierdan el piso. Insisto: para salvarse del descenso les faltan, al menos, dos puntos (de 12 que están en disputa), así que en la Jornada 14 ante Tijuana podrían festejar, pero de eso a tener con qué pelear el título no hagamos bromas, para eso necesita goles y no los tiene, hace casi uno por partido.

Lo repito. Felicidades Chivas por el liderato, pero le ganaron al peor León desde el ascenso, al Toluca más irregular de la era Pepe Cardozo, al Puebla más especulador de los recientes años y al Monterrey cuando el Turco Mohamed apenas le metía las manos… y si le seguimos notará que ni son súper Chivas ni superlíderes, sino obra de las canijas circunstancias.   

 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba