Fue al balón

La misión (casi) imposible de Lobos de "Rafa" Puente

El trabajo de Rafa Puente del Río es notable; ante las limitaciones financieras del plantel, que fueron y aún son muchas, el joven entrenador ha logrado preservar la estabilidad emocional del equipo, al margen de los resultados que no le han favorecido en la presenta campaña. Recordemos que el club planteó a inicios del torneo pasado un boteo entre la comunidad universitaria, le llamaron “Lobo aportación”, y aunque nada tuvo que ver con alguna asfixiante situación ni fue resultado de no llegar a un acuerdo –en su momento- con la televisora, tampoco se vio bien. No fue un buen mensaje. Pese a todo, Rafa Puente firmó un cierre de 23 puntos. Tremendo.

¿Quién podía imaginar que tan mal saldría la otra parte de la competencia? Hasta ahora el equipo de la BUAP suma la alarmante cantidad de 5 unidades, luego de 8 fechas; así, solo puede mirar al precipicio; parece condena, y hasta ahora nadie que yo sepa se salvó del descenso siguiendo ese camino, porque aunque hoy no es último en la tabla de cociente, es innegable que Veracruz –sotanero- experimenta un crecimiento, mientras Lobos luce atorado y con trayectoria a pique.

En la segunda parte del torneo los involucrados se acabarán cruzando. Lobos ya le ganó al Atlas, Veracruz al Querétaro y éste a Lobos; según mis alegres cuentas, los de la BUAP requieren de 6 triunfos para alargar su estadía en la Primera División; de lo que viene, chocará con Veracruz en la Jornada 9 y ese duelo es clave, diría yo definitorio porque una derrota pegaría con un tubo. Sumado a que Veracruz y Atlas se enfrentan en la Jornada 12.

Entonces, la salvación de Lobos pasa por ganar ese duelo en casa, por sacarle puntos al destrozado León, al impredecible Toluca, al incorregible Cruz Azul y al Puebla que de visita padece. Luego a ver qué saca con Chivas, Toluca, Necaxa o Monterrey. ¿Apuestan a que se salvan? 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglvillalba