Fue al balón

El incomprendido "Turco" Mohamed

Hacía falta que Antonio Mohamed hablara como lo hizo luego de eliminar el sábado a Pumas en el Azteca en los cuartos de final, hacía falta que ahondara en su estilo de juego, como lo hizo el martes en Coapa y hacía falta que fuera tan frontal como en La Última Palabra de Fox Sports. Nada qué señalarle a quien con sinceridad expone su frustración por solo recibir críticas inmerecidas.

Pero a las palabras, hechos. El América del Turco Mohamed ganó 9 juegos, empató 4 y perdió 4 en la fase regular; nada más perdió con Pumas y Cruz Azul en el cénit de su mejor desempeño grupal, y contra Querétaro y Atlas cuando la crisis de identidad asomó la cara; para entonces ya estaba en la Liguilla y ahí cualquiera se relaja un tanto.

El resultado de la constante cosecha fue terminar como líder, con 31 puntos, igualado con Tigres, pero con mejor diferencia de goleo; fue mejor, pues. Fue también América el segundo mejor anotador, con 29 tantos, y la cuarta defensa; ninguno de los que lo superaron en ese renglón compite en las finales (Cruz Azul, Veracruz y UdeG); como local acabó en sexto y visitando fue el tercer mejor clasificado. Abreviemos: el equipo del Turco registró un alto desempeño en la Liga.

¿Entonces, por qué la saña de ponerlo fuera del América, pase lo que pase en las semifinales que se juegan hoy y el domingo? La explicación está en la miel que dejó la era de Miguel Herrera en los labios de los aficionados y la directiva. Una injusticia para Antonio, pues no son comparables bajo ninguna circunstancia y la directiva lo supo cuando le ofreció contrato.

Un equipo como América debiera atajar desde los micrófonos lo que el Turco ha defendido en la cancha con su diferente forma de conseguir los objetivos. Hoy la realidad es que tras el paso del Piojo por Coapa todos los moldes acostumbrados en ese club se rompieron, ¿entonces, por qué les espanta tanto el Turco? ¡Ya bájenle!

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba