Fue al balón

¿Los imparables Tigres de Gignac?

Siempre que André-Pierre Gignac anotó, Tigres no perdió; empató o ganó. Así fue la suerte contra Chivas (2-2), Chiapas (4-1), Querétaro (5-1), América (0-1), Monterrey (3-1), Pachuca (2-1), Santos (2-2), Veracruz (1-3) y en los cuartos de final otra vez ante Chiapas (2-1 en el Universitario y 0-1 en el Víctor Manuel Reyna).

Es una lástima que no lo pudimos ver en la apertura del torneo, cuando Tigres perdió con Toluca (0-1), como para a partir de ahí derivar algún comportamiento futbolístico de uno y otro lado; lástima.

Sin embargo, el nulo antecedente entre los semifinalistas que se enfrentarán el jueves desde las 21 horas en el Universitario y el domingo en el estadio Nemesio Diez arrancando a las 18 horas propone un terreno que vale la pena caminar. Fueron León (2-1, Jornada 4), Pumas (1-0, Jornada 10) y Puebla (0-1, Jornada 11) los únicos equipos que, con el galo en la cancha los 90 minutos, pudieron evitar se hiciera presente en el marcador.

¿Qué hicieron de bien estos cuadros? Básicamente clausuraron el suministro de balones a Gignac, y cuando fallaron, se aseguraron de incomodarle el remate, así hicieron Nacho González y Patricio Araujo, y por turnos Darío Verón con Gerardo Alcoba, obligándolo a salir del área, donde como pasador pierde todo el poder de rematador.

Aun así, no está fácil. Tigres lideró la Liga MX en pases, completó el 82 por ciento de las veces, le siguieron Toluca, Pumas y América; en posesión fue líder, atrás América, Toluca y Pumas. Aunque no fue tan certero; cada 6.1 pases Pumas hace gol, cada 8 Toluca, cada 8.5 América y cada 9.2 Tigres.

Declaradas las intenciones en cifras, los Tigres (y América) deberán salir por la pelota y la serie, mientras los Diablos Rojos (y Pumas) harán lo que mejor han hecho, contragolpear. No esperan otra cosa. Los leo, si es que pueden anticipar otra fórmula.  

 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba