Fue al balón

La otra gran estafa del "Vasco" Aguirre

El martes 16 de diciembre acá les platiqué esto: Javier Aguirre afronta la acusación más grave de sus 38 años en el futbol profesional; la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, con sede en Valencia, España, señala al mexicano de “comisión del presunto delito de fraude deportivo.

Entonces también les decía que: El expediente abreviado es de 11 páginas y expone la ruta del dinero que directivos, técnico y jugadores del Real Zaragoza acordaron pagar al Levante para que los jugadores de este club facilitaran el triunfo visitante el 21 de mayo del 2011 en Valencia; y así fue, los maños ganaron en la última fecha, salvándose del descenso con 45 puntos.

Volviendo a lo más próximo, derivado de aquella imputación la selección de Japón echó el martes 3 de febrero al Vasco Aguirre de la dirección técnica, el argumento es que se pretende evitar un daño al equipo nacional de cara a la calificación a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Pero la cosa no para ahí, sino que se apestó aún más; el entrenador mexicano acaba de recibir otro madrazo a su reputación; el diario MARCA reveló que la Fiscalía investiga irregularidades del duelo de la Jornada 37 de la Temporada 2013-2014 en el que el Osasuna igualó 1-1 con Español, cuando el Vasco Aguirre era timonel de los llamados Periquitos; en otras palabras, la autoridad estudia si hubo arreglo de ese resultado y la investigación incluye apuestas sospechosas cercanas a los 250 mil euros… esas apuestan iban por el 1-1 que se dio.

No sería extraño que Japón, habiendo previsto los alcances de la primera acusación también estuviera al tanto de que se venía un segundo señalamiento y así, pa’qué; el problema de ahora en adelante para Javier no será probar que es inocente y que nada tuvo que ver con lo que se le imputa, sino recuperar la credibilidad que la sola sospecha trastoca.  

 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba