Fue al balón

El fuego amigo en la selección olímpica

Bien pudo Raúl Gutiérrez agradecer y pasar por alto las reiteradas levantadas de mano que estrellas y referentes del futbol mexicano como Javier Chicharito Hernández, Andrés Guardado, Raúl Jiménez y hasta Jesús Manuel Corona protagonizaron desde iniciado el año, para seguir con su intención original de hacerse de refuerzos más al alcance según marcaba la realidad. Pero no fue así.

El Potro Gutiérrez fue, nos consta, respetuoso de las legítimas expresiones de quienes sintiéndose en posibilidades de lograr permisos especiales por parte del Bayer Leverkusen, PSV, Benfica y Porto, Raúl y espero a la definición de las gestiones que cada uno emprendió junto a la Comisión de Selecciones Nacionales, en busca de ocupar alguna de las tres plazas de refuerzos sin al límite de edad.

Al final, solo se perdió tiempo y saliva, Santiago Baños y Dennis Te Kloese, director de la citada comisión y el Coordinador de Selecciones Menores fracasaron en todas y cada una de las aventuras europeas que se plantearon, todas y cada una; ninguna de las gestiones prosperaron y los propios futbolistas intervinieron para apuntar lo que acabó por ser un fiasco, lo intentaron.

El portero Alfredo Talavera, el lateral izquierdo Jorge Torres Nilo y el delantero Oribe Peralta reforzarán finalmente a la selección olímpica, marcada por la soledad con que el propio Potro se tuvo que encargar de solicitar a los presidentes del Toluca, Tigres y América el préstamo de los muchachos, porque el titular de la Comisión de Selecciones Nacionales parece aún no salir del shock que representó el histórico fracaso de la selección absoluta en la Copa América Centenario.

La abandonada Sub 23 irá a una justa olímpica a defender nada menos que una medalla de oro (Londres 2012) seguro con lo mejor que se puede contar hoy, y no gracias a lo que se debió hacer muchas semanas atrás.

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hgvillalba