Fue al balón

Cruz Azul y el pánico escénico

Fue certero Pedro Caixinha cuando luego del triunfo sobre Chivas el fin de semana pasado declaró que “un equipo grande no debe tener miedo escénico y con eso vamos a seguir trabajando. Nosotros somos Cruz Azul, uno de los grandes de México y debemos entender eso”.

A lo que siguió: “(Debemos) meternos eso en la cabeza; un equipo grande no puede tener este tipo de comportamiento, más allá del resultado”. El entrenador de La Máquina hacía el resumen del primer tiempo, en el que su equipo perdía y Chivas dejó constancia de su mejor disposición para el juego colectivo y el sacrificio. Al final no alcanzó y el visitante ganó 1-3.

Anoche otro episodio gris de La Máquina, dejando a su paso una estela de dudas en la aún joven etapa que vive con el portugués Caixinha; Puebla, más dispuesto al juego de equipo, le pasó por encima en la primera parte, cuando le hizo tres goles. ¿Sintomático? Me parece que sí; será ese el Talón de Aquiles de esta escuadra, incapaz de asumirse desde el primer minuto de partido como el responsable de mostrar los mejores deseos por ganar.

Ante tales resultados, parciales o finales, de primer tiempo o después de los 90 minutos, de muy poco sirve que Pedro llegue a las 6 de la mañana a La Noria para planear el día, la semana, el próximo juego, para irse a las 7 de la noche, si el plantel no acaba de asimilar un compromiso que vaya más allá de la conferencia de prensa y sirva para acaparar las notas principales, como aquella de Rafael Baca.

Claro está que anoche jugó un equipo que dista de ser el estelar, pero aun con ese justificante, las palabras de Baca topan con pared: “Lo que nos ha implementado Pedro es que vamos por todo, la mentalidad de todos los jugadores es ganar todo, siempre y cuando lo demostraremos en la cancha, si no de nada sirve. Las ideas están bien estructuradas en lo que queremos hacer. Queremos salir campeones de Copa y Liga”. Muy bonitas palabras, pero la boca dista de la realidad. 

hector.gonzalez@milenio.com  
twitter@hgvillalba