Fue al balón

El 19-S que nos cambió a todos

Qué difícil ha sido conciliar el sueño desde el martes 19 de septiembre, cuando el sismo de 7.1 nos trajo la tragedia que tardaremos años en sobrellevar, porque superar no. Dormimos semivestidos, con la maleta de emergencia junto y los oídos alertas; los seres queridos en la cabeza y preguntándonos dónde estarán. ¡Duro! Pero no hay de otra.

Hoy hace una semana se cimbraron nuestros corazones y se sacudieron las conciencias; es imposible saber cuándo vendrá el otro sismo, pero sí podemos saber si esta terrible experiencia nos sirvió; aprendamos a confrontar la contingencia, no solo con valor, también con conocimiento.

Cuántas veces hicimos poco caso o nada a las capacitaciones de Protección Civil, total, nunca nos va a pasar; pues ya vimos que sí, y en cualquier momento. Te puede agarrar en la casa, en la calle, en el trabajo, donde sea, en el estadio…

El futbol profesional regresa este martes, ¡qué día y en qué momento! ¡Caray! Hace una semana se declaró el luto nacional y hoy se cantarán goles en el estadio Omnilife, Cuauhtémoc, Pirata Fuente y el Caliente de Tijuana. Así la vida. Tragedia y comedia.

¡Que no se cante más el Ehhh... puto! Que se cante el ¡Ehh...fuerza México! Es poca cosa, lo sé, pero será el registro de que el 19-S nos cambió a todos.

La Jornada 11 es anecdótica por la fecha; serán juegos por la noche, esa que nos da más temor que nunca; ningún juego en la Ciudad de México. Más valdría estar preparados por si hiciera falta activarnos estando en un estadio y ante una emergencia; para qué esperar a que la tragedia nos vuelva a sorprender; ni pensarlo, mejor estar listos. Que la Liga sea estricta en los protocolos y se explique a los asistentes qué hacer si hace falta. Estamos a tiempo. 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba