Fue al balón

Puebla y Leones Negros: la suerte del descendido

Sea cómo sea, Puebla o Leones Negros tendrán su despedida de la Primera División, o salvación, lejos de casa; en el cierre de actividades de la fase regular La Franja jugará contra Santos Laguna en el TSM Corona, mientras los Melenudos actuarán en el Estadio Azul contra La Máquina en la fatídica Jornada 17 del Clausura.

La encarnizada lucha que han protagonizado poblanos y tapatíos tendrá un final a la altura, con dramatismo incluido y quizá hasta sorpresas, porque si bien Puebla no ve la suya desde que Chivas lo venció en el Universitario-BUAP el 14 de marzo por 1-2, un golpe del que el equipo de José Guadalupe Cruz aún no se repone, tampoco la UdeG ha dado el extra para finiquitar el tema.

Ahí están los puntos que ha dejado ir el equipo de Alfonso Sosa, cuyo plantel no sería nada sin Fidel Martínez, nada; nada más le deben 6 de los 10 goles convertidos.

Pero tiempo al tiempo, los méritos que han hecho los Leones Negros se harán polvo si no alcanzan los 5 puntos, la cifra mágica para lograr la permanencia; con esa suma de unidades, de entre 9 que debe disputar representa una cosecha del 55 por ciento, apenas por encima de lo que el equipo jalisciense ha sido capaz de registrar en dos torneos desde su ascenso, lo que no quiere decir que no los logre, sólo que la tiene difícil. Le vienen rivales: Santos, Veracruz y Cruz Azul; de estos tres hace un torneo sacó exactamente 5 puntos.

¿Y qué pasa con Puebla? Después de intentar ganar esta noche la Copa MX, en la Liga va contra Pachuca, León y Santos, su dividendo fue de tres unidades; si la historia se repite, La Franja solo se salvaría si la UdeG se jode la vida no pasando de 2 puntos. Se ve difícil el milagro poblano, pero si Fidel no da para más y Juan Anangonó es la segunda mejor opción goleadora, entonces hay razones para creer en la suerte del descendido.   

 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba