Fue al balón

Osorio: claridad en el futbol, ambigüedad en los dichos

Soy de la idea de que competir al más alto nivel en los dos próximos grandes torneos de futbol, la Copa América Centenario (3-26 junio) y los Juegos Olímpicos de Río (4-20 de agosto, no tiene por qué crear un conflicto al interior de la FMF, pero todo indica que para allá van. Hace poco Osorio declaró en Marcaje personal (de TV Azteca) qué podría interesarle, y necesitar más el futbol mexicano: “¡No soy el que decide éso! Se tendrá que determinar en una charla entre todos, selección mayor, jugador y el entrenador olímpico”, al que ni siquiera menciona por su nombre.

Agrega el colombiano, en tono didáctico, que “si uno piensa que la prioridad es la selección mayor, entonces soy yo quien debo decidir, pero hay personas que no lo ven así”. Por supuesto que tal responsabilidad recayó en el Potro, que ayer viajó con sus Sub 23 a Portugal, donde jugará dos amistosos entre el 25 y 28, contra el local y Japón.

No parece que se esté cultivando un entendimiento, cuando menos sano, Osorio y Gutiérrez, o está fallando quien deba hacerla de mediador sobre qué jugadores deberían estar desde ya a disposición del entrenador nacional y cuáles al servicio del plan olímpico.

Admitamos que un mal resultado en Río no daña al Potro, quien tiene crédito deportivo suficiente para soportarlo, no así Juan Carlos, que en su incipiente proceso “brilló” ante El Salvador y Honduras, dos selecciones que viven la mala hora y verán el Rusia 2018 por la televisión; el colombiano necesita al menos llegar a semifinales de la Centenario, sino se enfrentará a cuestionamientos duros y oportunos sobre su capacidad para hacerle frente a verdaderas selecciones, rivales hechos y de primera línea.

Rodolfo Pizarro (Pachuca) e Hirving Lozano (Pachuca), por ejemplo, bien pudieron ser parte de la lista del Potro, que ayer, resignado, admitió su papel secundario; pero también habló de Guardado, con quien cuenta… pero Osorio lleva mano. 

 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba