Fue al balón

Nerón incendia a Chivas

A estas horas un Clásico entre América y el Guadalajara ardía por las declaraciones cruzadas entre jugadores, pero otro poquito también por el agregado que desde la prensa le ponemos al duelo, nada que el oficio no permita y nada que la cita no agradezca.

Pero lo que no se había visto, en casi 13 años de gestión de Jorge Vergara en el Rebaño Sagrado, es que el mismísimo futbol mexicano se prendiera en llamas por dichos del todopoderoso dueño del club más popular de este país contra un ex empleado, Néstor de la Torre, su presidente hasta hace una semana, y la repuesta de éste revelando un email privado sugiriéndole a Herrera y Caixinha como bomberos.

Jorge inició la semana declarando que Néstor le había sugerido correr al Chepo, su hermano,... insistió en ello en varias entrevistas Vergara sin prudencia ni recato, acostumbrado a proferir dichos sin asumir consecuencias.

Dijo que Néstor y José Manuel, su ex técnico, fallaron en la encomienda, y hasta que Chepo no pudo con Ángel Reyna, como antes no pudo con Adolfo Bautista; llegó al terreno personal un tema que bien pudo dejar en lo laboral. Hizo lo que no se hace y dijo lo que no se dice.

Como dueño de Chivas puede hacer (casi) hoy lo que quiera, menos no admitir que Chivas vive una pesadilla prolongada, pues ni siquiera el título del Apertura 2006 fue felicidad duradera; persiste desde el 2002 la insalubridad en ese club.

Aquí tienen a Chivas revolcándose en la mediocridad deportiva, incapaz de cumplir en la cancha lo que su dueño promete -tan fácil como eso- cada año y cada torneo, como si los votos se renovaran con solo escuchar al gurú oficiar desde el estrado, programado para prometer sin admitir que el peor error ha sido él, destruyendo a Chivas desde las entrañas, mientras los fieles rojiblancos contemplan la obra de su Nerón.

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba