Fue al balón

Guardado, Jiménez y la olímpica del "Potro"

Puestos todos los reflectores sobre la selección absoluta de México, la Sub 23 ha podido trabajar a sus anchas, a la espera de los Juegos Olímpicos de Río, donde se medirá a Fiji, Alemania y Corea del Sur en el Grupo C; sin embargo, no todo ha sido tan fácil como escribir estas líneas, sobre todo en el tema de los refuerzos.

Ayer en Aguascalientes, desde donde se anunció un partido amistoso contra Nigeria el sábado 2 de julio, el seleccionador Raúl Gutiérrez desveló que “la realidad es que tenemos algún tipo de problema en el caso de Andrés Guardado y Raúl Jiménez, quienes fueron los jugadores que levantaron la mano para querer estar; ellos son los que en una primera etapa estamos considerando”, y se cree que un tercer refuerzo será un portero, Alfredo Talavera.

Pese a que nadie puede desdeñar lo que Guardado puede aportar en liderazgo, así como Jiménez con goles, el Potro Gutiérrez advierte que por si las dudas en su prelista de 35 que ya entregó también incluyó a “otros de alta calidad que pensamos pueden ayudarnos para este torneo”.

La realidad es que al día de hoy las negociaciones con los clubes de los refuerzos que interesan, y quienes se postularon, no han sido concluyentes, de ahí que hasta exista la posibilidad de no llevar a ninguno de los considerados de primera línea, es por eso también que “todos los jugadores de la categoría están siendo considerados, porque dependiendo de lo que suceda con los mayores sabremos si los ocuparemos o no”.

A casi un mes de que arranque los Olímpicos la indefinición de los refuerzos debería tener intranquilo al Potro, pero todo lo contrario, aun así sigue “hablando de refrendar una medalla, y de oro”, por lo que ofrece lo que todos, “trabajo, esfuerzo, dedicación y ganas”; espero que quienes gestionan los préstamos de Guardado y Jiménez se lo tomen con la misma seriedad que él. 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hglezvillalba