Fue al balón

La Copa Libertadores sin clubes mexicanos

Es un hecho que participar activamente desde el año de 1998 en la Copa Libertadores de América le ha representado al futbol de México asomar la cabeza por una ventana que le vino a la medida; no solo quedará para el registro las tres finales, aunque perdidas todas, que clubes nacionales jugaron contra Boca Juniors, Internacional y River Plate: Cruz Azul (2001), Chivas (2010) y Tigres (2015).

También es un hecho que no existe un solo jugador que se pueda pronunciar en contra de participar en el máximo torneo continental de clubes, y el más antiguo; sean mexicanos o extranjeros, todos reconocen el valor de pisar una cancha en Sudamérica y vencer.

Pero otro hecho también es que de a poco se ha venido queriendo acotar la participación mexicana en esos torneos que, siéndoles ajenos por ubicación geográfica, ha hecho suyos a base de constancia, aunque también de decepciones.

Primero se fue la Copa Sudamericana y ahora todo indica que le seguirá la Libertadores, justo cuando el presidente de la Conmebol ofrecía a México ser parte del torneo ya no como un invitado, sino como el décimo primer participante; da lo mismo, porque las recientes modificaciones al calendario alargan la Copa de febrero a noviembre, cuando antes concluía en el verano; el cambio va acorde con darle un respiro a las asociaciones sudamericanas, financiera y deportivamente, habrá que ver su estudio y ver cuáles son las bases.

En tanto a la Conmebol le parezca importante adoptar esas medidas para hacerse fuerte ante la embestida mexicana, desde luego que no le importa qué acontezca con ese décimo primer participante al que incluso ofreció albergar la Final de la Libertadores, si recaía en sus merecimientos. Solo un cebo, quieren a México fuera. Piénselo. 

hector.gonzalez@milenio.com

twitter@hgvillalba