Atentos con...

Chicharito: las razones

¿Por qué Real Madrid se fijaría en un jugador que es suplente en su club, Manchester United, así como lo fue con su selección en la Copa del Mundo de Brasil? La explicación no puede ser más que una combinación de tres factores, y en todos habría que admitir el determinante papel de un habilidoso representante que supo colocar en la órbita blanca a un delantero tan cuestionado como Javier Hernández.

1.- Pagar 2 millones de euros por el traspaso de un suplente capaz de marcar un gol cada 130 minutos es un lujo irresistible para un club glotón como el Madrid, que –además- tiene por debilidad desear en sus filas a lo mejor de cada rubro.

2.- Su último sueldo reportado a la operadora del club en la Bolsa de NY fue de 133 mil dólares semanales; sólo Daniel Carbajal –el canterano más joven en el once- ganará menos que el mexicano: -%50. Así, su llegada no crea conflictos.

3.- Le mejor oferta que recibió el United fue de 17 mdd procedente de Turín; el club aspira a 24 mdd; una temporada en el club más mediático del mundo lo revalorará y de paso será la sombra para el muy cómodo 9 galo, Karim Benzema.

4.- Si el United pagó 98.5 mdd por Ángel di María - la venta más cara en la historia del club blanco, nada de raro tiene que representante de CH14 encontrará el hueco en la sana relación entre clubes para meter a su muchacho a Chamartín.

5.- Parece un sinsentido fichar a un futbolista de su primera temporada de 20 goles pasó a 12, 8, 9 y cero en la actual, pero resulta que el mercado mexicano vale; acá se consume todo el futbol y el Madrid ahora amplía su tajada del pastel.