Atentos con...

La Liga Mx que no puede ser show

¿Le queda claro qué es dar espectáculo y qué vivir un show? Lo primero ha sido el constante deseo del futbol mexicano y sus dirigentes, lo segundo la conquista diaria de, digamos, la NFL, y su sello.

A propósito del SB48 no está por demás entender mejor porque una cosa está tan, pero tan lejana de la otra; no sólo es recordar que uno pertenece al tercer mundo y el otro al cada vez más lejano primero, donde todo parece brillar como el oro y no hay negocio que se quede sin florecer más temprano que tarde, mientras en el inframundo todo pierde vida apenas mira la luz.

En cuanto al futbol mexicano usted no sólo debe, en más de las veces, chutarse un partido malito, en el que ni siquiera los goles son garantía... bueno, ya ni uno; luego, los boletos son caros, los asientos incómodos, sin áreas dignas para comprar alimentos o comerlos, los baños son un atascadero y sin papel, a veces sin agua, las escaleras representan una aventura riesgosa, los estacionamientos suelen ser caros e insuficientes, el gradería también incómoda y en algunas del país ser visitante es arriesgar la salud; pocos escenarios, pues, se salvan. Admítalo.

En añadido, es probable que al medio tiempo le ofrezcan un espectáculo que consiste en cuatro chavas muy simpáticas echándose un palomazo con pompones, pero con el atractivo de la poca ropa, eso sí descoordinadas, al fin que nada más es para que se pase mejor el taco en tanto el juego reinicia, un instante de música y pasos sin valor, porque su boleto no dice que se merece más que 90 minutos de futbol, así que lo demás es extra y agradézcalo.

El encuentro terminará, se habrá gastado quizá sus 800 pesos si va en pareja, más si es de familia numerosa, en el peor de los casos su equipo perdió, en el mejor quedaron 0-0 y se preguntará si lo que le prometieron como show, no nomás se quedó en espectáculo.

Lo que mañana verá en el SB48 será algo realmente grande y dirá que el momento justifica el derroche y el esfuerzo por impactar; no, le digo que lo mismo, pero en peque, pasa juego a juego en la NFL durante la temporada regular; allá el aficionado no se traga lo que le pongan delante, hay estadios de primera, servicio de primera, área para comprar y comer, para recrearse y hasta tienda de souvenir en los estadios... todo se puede y bien hecho, sólo faltan ganas y no de sólo desear, sino de ser claros, pues una Liga MX que semeje en show a la NFL no pasa por meterle más o menos plata, para por ser claros en el uso de esa lana y es ahí donde a los dirigente mexicanos se les tuerce el rabo.

Como vi por ahí en algún lado en la ciudad: no hacen falta tantos cambios, no más que dejen de robar y obtendrá el show que la Liga MX debe ofrecer.

@hglezvillalba