Sobre héroes y hazañas

El adiós de Yordano Ventura

Cómo iba a sospechar yo que unos cuantos días después de que evoqué al gran Mark Fidrych (el lanzador que conversaba con la pelota) habría de acaecer la inesperada muerte, por accidente automovilístico, del pitcher dominicano Yordano Ventura, un abridor que jugó dos Series Mundiales consecutivas con los Reales de Kansas City (2014 y 2015) y que al momento de su muerte contaba solo con 25 años. Meses antes supimos del accidente mortal de José Fernández al impactar su lancha contra un peñasco. El serpentinero de los Marlines de Miami tenía solo 24 años. Y digo lo de Fidrych porque el carismático ex beisbolista de la Gran Carpa falleció cuando su tractor dio un vuelco inopinado y Mark murió aplastado bajo la mole de hierro.

En otro lugar escribí que “la vida humana es vulnerable y susceptible a padecer los embates y los envites del azar, la malhadada suerte de los accidentes, el sino absurdo e incomprensible de la desgracia que sobreviene de repente, en contra de todas las previsiones”. Casi al mismo tiempo, en el mismo país, falleció también en accidente vial el dominicano Andy Marte, quien militara para Atlanta, Cleveland y Arizona.

Acorde con los últimos reportes, Ventura no traía el cinturón de seguridad cuando, tras cruzar con dificultad la espesa niebla, su jeep se descarriló sin control en una carretera montañosa. El accidente ocurrió 70 kilómetros al noroeste de Santo Domingo. Descanse en paz, Yordano Ventura. 

gilpradogalan@gmail.com