Sobre héroes y hazañas

La resistencia de los mejores

Ahora que el tenista Roger Federer cumplió un millar de victorias en el circuito ATP, sólo detrás del legendario Jimmy Connors (1,253) y del checo Ivan Lendl (1,071) recordé a otros enormes protagonistas deportivos quienes también troquelaron la V de la Victoria la mar de veces. Y centré la mirada en dos: un boxeador y un lanzador de Grandes Ligas. Antes de comentar pinceladas breves sobre sus hazañas me detengo a reflexionar acerca del número de horas que invirtió Federer para lograr sus mil triunfos. Entre el juego más largo y el más corto en el circuito antes mencionado el espectro temporal comprende desde un poco más de media hora hasta seis horas y media. De modo que, siendo conservadores, digamos que las jornadas de Federer en las canchas del mundo rebasaron las dos mil horas (dos horas por juego). La estadística es mentirosa y el cálculo exacto implicaría arduas horas de investigación deportiva. Una pregunta aún más ociosa: ¿Cuántas veces golpeó Federer la pelota de tenis en esas dos mil horas?, ¿cuántas por partido? Aquí me detengo.

    En el excelente libro El boxeo en números de mi amigo Eduardo Lamazón encontré que sólo un pugilista ha rebasado la conquista de más de trescientas victorias en el terreno profesional. Su nombre era Len Wickwar, un gladiador inglés de peso ligero que murió en 1980 y que, ¡madre mía!, disputó 465 batallas en poco menos de veinte años de incombustible actividad sobre los cuadriláteros (entre 1928 y 1947). ¿Cuántos asaltos consumió Wickwar en su dilatada carrera?

    El tercer ejemplo de gallardía victoriosa traído a las mentes es el del inmenso serpentinero Cy Young, quien consiguió la friolera de 511 victorias, 94 más que el segundo lugar en este rubro: el tremendo ponchador Walter Johnson, cuyo récord de “chocolates” fue roto por Nolan Ryan en 1983. ¿Cuántas entradas lanzó Cy Young en sus 511 partidos ganados? 9 multiplicado por 511, ¿y los juegos de extra innings? Que la investigación redoble su paso. La resistencia de los mejores.

gilpradogalan@gmail.com