Sobre héroes y hazañas

El milagroso retorno de Christian Chivu (Segunda parte)

El defensa Chivu fue operado con éxito. Sin embargo, el rey Midas de las direcciones técnicas en el mundo del futbol, el portugués José Mourinho, declaró preocupado que “está en el hospital, tiene el cráneo fracturado. Esperamos que esté de vuelta lo antes posible, pero me temo que estará fuera de los terrenos durante un tiempo”. Pronóstico cauteloso. Por fortuna, el jugador inició un rápido proceso de recuperación y el domingo 23 de marzo del mismo año regresó con un casco en la cabeza en un juego donde el Inter victimó al Livorno 3 a 0. Ese regreso brillante marcaría una intensa campaña de adaptación que culminaría con la conquista de todos los títulos disputados por el prodigioso Inter de Milán:

Chivu, quien ha sido elegido varias veces como el mejor jugador rumano del año, se desempeña con fortuna como defensa central, lateral izquierdo o mediocampista central con salida. Posee un deletéreo disparo de media distancia y es capitán y líder indiscutible de la selección rumana. Como la eliminación rumana a la copa de 2010 fue muy dolorosa, el defensa Chivu jamás pensó que su futuro inmediato sería de verdad luminoso. Tras una destacada actuación con la Roma, Chivu se calzó la casaca del Inter de Milán y en 2010, el mismo año de su lesión, ganó el oro y el moro, ganó todo y la mitad de lo demás: liga de Italia o Scudetto, Copa de Italia y Liga de Campeones. El primer equipo italiano en lograr el impresionante triplete. Aún recupero las imágenes del partido contra el Barcelona: Chivu es activo, exigente, sereno, firme y laborioso. Un jugador incombustible.

Chivu se despierta en el hospital después del cabezazo tremebundo. Abre los ojos y observa una realidad borrosa, inasible e, incluso, amenazante. Ruedan dos lagrimones cuando piensa que quizá ya no pueda volver a jugar. Luego se duerme. Algunos meses después el mismo Chivu escucha el silbato del árbitro quien da por terminado el partido contra el Barcelona. Se trata de la semifinal de la Liga de Campeones. Dos lagrimones ruedan cuando piensa que hace unos meses estuvo a punto de retirarse del futbol, acicateado por un golpe. El milagroso retorno de Christian Chivu.  

gilbertoprado@hotmail.com