Desde el vestidor

A salvar millones de dólares, misión del nuevo gurú en Chivas

Conforme transcurrían las semanas era evidente que el rostro de desesperación de José Manuel de la Torre en el banco de las Chivas del Guadalajara, era un claro ejemplo de la frustrante e impotente experiencia que vivía con un Rebaño "sangrado", sin rumbo fijo y la amenazante presencia de un nuevo y no desconocido arranque del dueño del club, Jorge Vergara Madrigal.

Ni el propio Chepo ni su hermano Néstor, quien era el presidente del equipo, se pueden sentir sorprendidos, ni mucho menos atropellados por la determinación tomada por Vergara Madrigal y hasta donde se ha podido investigar, aconsejada y guiada por el empresario José Luis Higuera, su mano derecha desde hace unos meses.

Higuera se ha convertido en una especie de vigilante de varios de los negocios del propietario de Chivas, y específicamente en el tema del equipo, estaba cada día más pendiente de cada movimiento bajo la administración de los hermanos De la Torre.

Es un hecho que quizá José Luis tenga pocos argumentos en temas futbolísticos, pero es un tipo que sabe llevar rayando a la perfección los números y dinero, y más en una millonaria inversión que debe arrojar importantes dividendos. En una sola palabra, es un empresario que cuida hasta el último de los detalles antes de cerrar cualquier negocio.

Con la calculadora en la mano restando, sumando y proyectando a futuro es obvio que el consejero de Vergara Madrigal se percató de que el proyecto de Chepo y Néstor simplemente, podría ser un duro golpe para el capital económico y de popularidad del dueño de la institución.

Aunque se ha tratado de manejar todo dirigido a que Jorge Vergara fue quien pensó y contempló desde un inicio la llegada como técnico de las Chivas del argentino Matías Almeyda, es una realidad también que Higuera fue el autor material y ejecutor para entrar en negociaciones con el ex estratega de River Plate y Banfield del balompié pampero.

En abril pasado comenzaron a lanzar desde Argentina el anzuelo con el nombre de Matías Almeyda, mismo que fue ofrecido en Chile al Colo-Colo, así como a Barcelona de Guayaquil en Ecuador, hasta que fue cruzando fronteras y llegó a México, primero tocaron las puertas de Monarcas Morelia y posteriormente con Atlas, de la misma empresa.

Nada lograron los representantes de Almeyda, quienes sabían que tarde o temprano en algún sitio lo podrían meter, siempre estuvieron pendientes del paso de Chivas y de la forma como se venía derrumbado el proyecto de los hermanos De la Torre, quienes se trataban de defender a como diera lugar, pero siempre perseguidos por el fracaso.

Matías y sus asesores siguieron tocando puertas: Xolos de Tijuana y nada, posteriormente Santos y se quedaron sin posibilidades, pero el rostro desorbitado de José Manuel de la Torre y los resultados adversos, siempre fueron una señal de esperanza para los argentinos que veían Chivas como su mejor opción para entrar al mercado de la Liga MX.

Por fin y después de varios intentos, lograron Almeyda y su equipo de colaboradores ingresar por la puerta correcta donde ya los esperaba el principal asesor y consejero de Jorge Vergara, quien también ante los momentos de apremio, suele ser un tipo fácil de influenciar, y quizá de manipular.

En Chivas siguen buscando un director deportivo y ahí es justo donde José Luis Higuera ha puesto a chambear a parte de sus colaboradores, quienes le manejan los destinos de su club que es Coras de Tepic en el Ascenso MX, y ya se pusieron a sondear posibles candidatos.

Se viene un reto importante para Chivas, Vergara e Higuera, el tema porcentual debe ser y será el principal reto en lo que resta de este torneo, y una constante amenaza en el Clausura 2016, donde estarán en juego millones de dólares y un prestigio histórico y empresarial.

Para cerrar, y como pregunta de ocioso: ¿Matías Almeyda echará mano de Ángel Reyna?, uno de los jugadores más costosos de la nómina de Chivas y que fue enviado a trabajar a la Tercera División por indisciplina, ya que el hombre se salió de la concentración la noche previa al juego ante Tigres, en Monterrey.

twitter@Paco_Arredondo_