Desde el vestidor

Que nadie se mueva para llegar a Concacaf

Los recientes golpes de la autoridad estadunidense a la FIFA con la detención del hondureño Alfredo Hawit, presidente interino de Concacaf, y el paraguayo Juan Ángel Napout de Conmebol, encendieron los reflectores hacia el ex presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) Justino Compeán para llegar a la silla del órgano rector del balompié del área.

La fiscalía de Estados Unidos acusó a parte de la cúpula de Concacaf y la Conmebol de participar en un multimillonario esquema de corrupción, ampliando todavía más el escándalo que asuela a la FIFA desde mediados de año.

Estatutariamente, el dirigente mexicano parece el candidato natural, pero también habría que colocar con las mismas posibilidades al presidente de la Federación de Futbol de Jamaica, Horace Burrel, ya que ambos son los vicepresidentes de Concacaf con más tiempo en el cargo, el cual ocupan desde 2011.

De acuerdo con el artículo 32, en su apartado 11, en caso de que quede vacante el puesto de presidente, el vicepresidente con más años de servicio asumirá el cargo hasta la celebración del siguiente Congreso ordinario donde se elegirá un nuevo responsable para completar el mandato del anterior dirigente.

Fuentes consultadas dentro de la FMF confirmaron que lo ideal en estos momentos de incertidumbre es esperar hasta el próximo 11 de diciembre, cuando se realice el Congreso de Concacaf y, por ende, las elecciones pertinentes, anticipar cualquier situación sería nada saludable para el mismo organismo.

LA CAíDA DE LOS COLEGIADOS

Las sanciones a Francisco Chacón, Roberto García Orozco y César Ramos Palazuelos son clara muestra de las autoridades de la Comisión de Árbitros de frenar todas las especulaciones y hasta sentimientos dentro del sector de los nazarenos, donde se piensa o pensaba que existían consentidos.

La determinación de hacerlos a un costado para el resto de la Liguilla de la Liga MX no es algo que deba sorprender a nadie, ya que es una práctica común en el balompié mexicano de sancionar aquellos árbitros que tenga errores, como sucedió con estos internacionales desde luego que acaparó la atención mediática, ya que se trata de los hombres de mayor confianza.

Para los dirigentes de la Comisión de Árbitros era fundamental dar muestra de que nadie puede estar por encima de las reglas e indicaciones que tienen, ni mucho menos creer que tendría sus designaciones seguras, por el solo hecho de ser aquellos que alzaron la voz para que el gremio tuviera mejores condiciones de trabajo y remuneraciones.

En la Liga MX se aplaudió el mandar antes de tiempo de vacaciones a Chacón, García Orozco y Palazuelos, pese a los riesgos que se podrían correr al dejar la parte final del campeonato en elementos que han crecido, pero no se cree que tengan todavía el nivel para responder con creces.


twitter@Paco_Arredondo_