Desde el vestidor

El gran ganador por el fichaje de Raúl

La compra del delantero Raúl Jiménez por 22 millones de euros por parte del Benfica, tiene un gran ganador: el promotor portugués Jorge Mendes, conocido como el Rey Midas del futbol europeo, y quien era propietario del 50 por ciento de los derechos del mexicano.

De acuerdo con la prestigiosa revista Forbes, en 2015, Mendes generó ganancias cercanas a los 85 millones de euros, aplicando el 10 por ciento de comisión mediante su empresa Gestifute, la cual tiene como sus principales clientes a Cristiano Ronaldo del Real Madrid y al técnico José Mourinho del Manchester United.

El empresario lusitano le compró hace un año al Atlético de Madrid el 50 por ciento de la carta del mexicano, quien en 2014 fue vendido por el América en cerca de 15 millones de dólares al cuadro colchonero, aunque el club mexicano tenía un 15 por ciento de los derechos de Jiménez, cantidad que cobraría en el momento que el jugador fuera vendido a otra institución, como sucedió ahora con el Benfica.

El nombre de Jorge Mendes, es quizá poco conocido en la Liga Mx, pero es socio en México del representante Enrique Nieto, quien maneja los destinos, entro otros, de Rafael Márquez e Hirving Lozano, la joya del Pachuca. El portugués también fue una pieza importante en el fichaje de Javier Chicharito Hernández con el Real Madrid.

Con la venta del campeón olímpico en Londres 2012, Jorge Mendes, se embolsó 11 millones de euros, el equivalente a 231 millones de pesos, mientras que se estima que la dirigencia americanista obtuvo un porcentaje de 3.6 millones de euros, y el Atlético de Madrid cobraría su parte correspondiente al 35 por ciento, más el dinero que le pago hace un año el representante portugués. La empresa Gestifute representa cerca de 53 personajes del futbol europeo, entre jugadores y técnicos, pero un dato a destacar que pese a estar considerado como el Rey Midas en el Viejo Continente, en el único club donde no ha podido hacer negocios es el Barcelona.

JAGUARES SE QUEDÓ

Con las manos vacías, luego de que en un suspiro se derrumbara la negociación por el defensa argentino Renzo Saravia, procedente del club Belgrano de Córdoba, quien se supone vendría al cuadro dirigido por José Saturnino Cardozo, con el pago de 200 mil dólares por el préstamo de un año.

De hecho, Saravia ya tenía los boletos de avión que le compró la directiva chiapaneca para que viajara desde el jueves, pero el recién nombrado técnico de Los Piratas, Esteban Nicolás Tete González, junto con el director deportivo se opusieron a la salida del jugador, argumentando que era prioridad en el naciente proyecto.

Con esta negativa el jugador y el club perderán la posibilidad de mejorar sus ingresos económicos, pues la dirigencia encabezada por el presidente Amando Pérez, no podrá llevar a sus arcas 200 mil dólares por un préstamo, mientras que Saravia iba a tener un importante incremento en sus percepciones de ocho a 30 mil dólares mensuales.

La postura de Belgrano parece una práctica común, pese a que atenta contra sus propios intereses, ya que fuentes consultadas en Argentina advierten que resulta ilógica esta situación, porque además de tener ciertos problemas financieros, tampoco se abren fácil para que sus jugadores puedan tener mejores ingresos.

EN EL ASCENSO MX

Se puede pensar que es un submundo, donde las carencias y poca atención para el crecimiento de los equipos es parte del circuito, pero existen casos donde la prioridad es la materia prima de este negocio: el jugador. Nos enteramos que la directiva de Lobos BUAP, con el cuerpo y su dirección deportiva, está buscando alternativas para un mejor rendimiento de sus futbolistas.

Y es así como los elementos de este plantel que encabeza, el técnico Miguel de Jesús Fuentes, tienen sesiones de integración de grupo, con la finalidad de que todos se puedan conocer, no solo en aspectos deportivos, sino personales, con la finalidad de cerrar filas y tener un grupo unido y fuerte en todos los sentidos. 

twitter@Paco_Arredondo_