Desde el vestidor

Clubes se protegen del clembuterol

De manera silenciosa y como una medida para frenar los casos de doping positivo por clembuterol en la Liga Mx, varios clubes se han dado a la tarea de poner ciertos candados de responsabilidad en los contratos de los mismos jugadores, quienes se deben abstener de consumir carne en sus respectivas dietas.

Luego de que en abril pasado se revelara que 29 deportistas dieron positivo por clembuterol desde 2011 a la fecha, los dirigentes han buscado solucionar este problema con la instauración de medidas preventivas, mismas que deben atacarse con tratar de hacer conciencia entre los jugadores de lo que deben consumir.

Los casos de dopaje suscitados en tiempos recientes son por esta sustancia que contiene la carne, por eso es que la Liga Mx, en colaboración con los clubes, trabaja para evitar problemas mayores con FIFA.

Y se consideró que una medida confiable es hacer que el jugador bajo contrato se comprometa a no consumir alimentos que contengan esa sustancia y con el cuidado del área médica y de nutrición de los mismos equipos, se pueda prevenir.

CARDOZO ESPERA QUE PAGUEN...

Bajo esa promesa es que el técnico paraguayo José Saturnino Cardozo aceptó la oferta de dirigir a Jaguares de Chiapas, uno de los clubes que más problemas financieros y de pago tuvo el semestre pasado en la Liga Mx, y que pusieron en riesgo, no solo su permanencia en la selva chiapaneca, sino en el mismo campeonato.

"Eso es lo que estuvimos hablando, no tener problemas de dos o tres meses, porque eso repercute mucho hacia el funcionamiento del equipo, la idea y exigencias que tenemos nosotros hacia el plantel y hacia el jugador, deben ir acorde con el compromiso de todos", señaló el mismo Pepe Cardozo.

Se estima que la dirigencia encabezada por Carlos Hugo López Chargoy se pudo hacer de importantes recursos, algo así como 30 millones de dólares, con los traspasos de Silvio Romero al América, Avilés Hurtado a Xolos de Tijuana, Luis Chaka Rodríguez a Tigres y Francisco Silva a Cruz Azul.

DESPUES DE ORDIALES, ¿QUIÉN SIGUE?

Esa parece ser la pregunta constante en el seno de las Chivas Rayadas del Guadalajara. Porque desde hace un año, cuando apareció un personaje como José Luis Higuera, nadie se puede sentir seguro en su puesto. Los primeros en marcharse fueron los hermanos José Manuel y Néstor de la Torre Menchaca, de hecho con el segundo tuvo fuertes y directos enfrentamientos.

Néstor en varias ocasiones le hizo saber que era un mentiroso y, como consecuencia, se dio su salida del equipo; ahora es Jaime Ordiales, un tipo que si algo suele hacer es ponerse la camiseta de la institución que se hace de sus servicios, pero que fue una víctima más de los arrancas del brazo derecho de Jorge Vergara Madrigal.

twitter@Paco_Arredondo_