Desde el vestidor

Simplemente dieron un paso al costado

La tan cantada salida de los clubes mexicanos de la Copa Libertadores se consumó luego de que los dirigentes de la Liga Mx fracasaron en su intento por convencer a la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol); se frustraron, ya que los directivos sudamericanos nunca aceptaron las propuestas mexicanas para mantener el antiguo calendario de competencia.

Sin duda, es un duro golpe para ambas partes, pues el roce deportivo para los equipos de nuestro país se verá limitado al medirse solo con los conjuntos de la Concacaf, mientras que para la Conmebol sus finanzas se verán minadas, pues se estima que perderán hasta 47 por ciento de sus ingresos por conceptos de patrocinadores.

Ahora, la siguiente incógnita radica en saber si el actual macro patrocinador de la Copa Libertadores, que fue atraído en su momento por la presencia del balompié mexicano en el torneo continental, mantendrá su apoyo, ya que el interés parece perder fuerza, situación que quizá hayan contemplado los sudamericanos.

Y aunque en México esta noticia se ha tomado como una verdadera tragedia, todo indica que los directivos mexicanos, en especial lo que integran el Comité de Desarrollo Deportivo de la Liga Mx, estudiaron todos los panoramas para salir airosos de tomar esta decisión.

La conformación de un torneo alterno a la Concachampions, con los clubes de la MLS, y de ahí sacar un campeón para probablemente negociar con Conmebol una Copa Interamericana, donde ambas partes se aseguren millonarias ganancias, es seguramente el siguiente paso.

DE VERGÜENZA...

Lo que ha sucedido una vez más con Jaguares de Chiapas y la irresponsable actitud de la directiva del cuadro de Tuxtla de no pagar el salario de sus jugadores, y que aun teniendo una hora y fecha establecida, simplemente no cumplieron y todo avalado por el flexible y triste reglamento de sanciones.

Los jugadores se quedaron esperando junto con la Comisión del Jugador que les pagaran, pero se quedaron con las ganas y en la incertidumbre por saber si se presentan o no este sábado a su partido frente a los rojinegros del Atlas, por lo pronto ellos se concentraron y hay que esperar para saber qué acción tomarán.

El miedo a que los señalen como problemáticos y la posibilidad de perder sus contratos vigentes, es lo que los tuvo nerviosos toda la semana, mientras la directiva se desapareció y dejó crecer el problema.

Sería importante que se armaran de valor y no asistan al partido y así dejar claro que si algo necesitan es que los valoren, pero este paso se podría dar si ellos comienzan por respetarse.

twitter@Paco_Arredondo_