Desde el vestidor

La búsqueda del técnico ideal, toda una locura

Ricardo La Volpe vive ansioso a  la espera de esa llamada que no llega, Ricardo Ferretti se hace el desentendido, Víctor Manuel Vucetich pareciera anhelar una disculpa pública; mientras el correo personal del presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Decio de María Serrano se satura con todos los curriculum que le llegan a diario.

Bajo esa locura se vive en el futbol mexicano con nombres que suben o bajan de los supuestos candidatos para dirigir al Tricolor, luego de quedarse sin los servicios del polémico y vapuleado Miguel Herrera, quien ahora tiene que ocupar su tiempo en resolver asuntos extra cancha.

Desde el pasado 28 de julio cuando se determinó echar al Piojo todos nos hemos dedicado a tirar y tirar desde nuestras respectivas trincheras al candidato ideal, provocando una locura entre los aficionados, quienes están pendientes y hasta ansiosos por saber quién será el elegido.

También se ha generado toda una revolución, ciertamente provocada ante la nula información de parte de la misma FMF, que ha preferido el silencio y ser una simple espectadora ante las especulaciones de los medios, quienes en su afán por hacer lo mejor posible su chamba han pasado los últimos 15 días entre adivinanzas.

Pero todos estos momentos de incertidumbre no sólo son parte de las redacciones, sino también de quienes han sido nombrados como posibles candidatos, y en especial nos referimos a Ricardo Antonio La Volpe, quien en Tuxtla Gutiérrez,  Chiapas, trabaja con sus Jaguares con la esperanza de tener un segundo ciclo como seleccionador.

El Bigotón  y sus más cercanos colaboradores no se ven como un cuerpo técnico de transición, sino todo lo contrario, creen que en caso de que se decidan por ellos, no sólo sacarían a flote los compromisos inmediatos, sino llevarían al futbol mexicano al Mundial de Rusia 2018.

Aunque también están conscientes de que esa invitación nunca podría llegar, ya que hasta el momento nadie ha marcado ni al teléfono particular de La Volpe, ni mucho menos al del dueño del equipo Carlos Hugo López Chargoy.

Es un caso similar el que pasa con Ferretti y Vucetich, ambos personajes parecieran ser parte de los candidatos naturales, pero no los han buscado, y se ve complicado que pudieran ser contactados. La esperanza es la última que se puede perder, pues todo indicaría que están entre las opciones de emergencia.

Los tres elegibles del mercado nacional viven con ese anhelo cada uno a su modo, mientras a Decio de María siguen llegando datos de cualquier cantidad de aspirantes al cargo, nombres que han sido acercados por los promotores, quienes en muchos casos también se encuentran a la espera de una respuesta aun sin recibirla.

Creo que se debe tener mucho cuidado entre decir que uno u otro es candidato, porque hasta donde se ha podido investigar todos los mencionados son simples aspirantes, como es el caso del español José Antonio Camacho, pasando por Marcelo Bielsa y el danés Michael Laudrup; hay otros nombres, pero sólo Decio sabe quién será el técnico ideal en esta búsqueda de locura.

Y los dejo ahora con otra inquietud: en los inicios de esta semana el puesto de seleccionador nacional también le fue ofrecido a otro estratega español, pero esperemos un poco para dar el nombre. Paciencia.

MATOSAS SE AHORCÓ

El actual técnico de los Rojinegros del Atlas, Gustavo Matosas con sus poco convincentes formas de arreglar sus contratos, perdió la oportunidad de dirigir en este semestre a La Máquina de Cruz Azul, ya que antepuso primero firmar su contrato y cerrar el fichaje de los supuestos jugadores que pretendía, antes que entrevistarse con el presidente del club, Guillermo Álvarez Cuevas.

Ese pequeño pero gran detalle terminó por echar abajo su casi inminente llegada a los campos de La Noria, porque los emisarios del equipo capitalino nunca entendieron por qué no aceptó venir a México a charlar con Álvarez Cuevas y después estampar su rúbrica, y por qué su necedad por asegurar a los refuerzos.

twitter@Paco_Arredondo_