Desde el vestidor

En pagos chiquitos, Atlas pagará la compra de Fidel Martínez

La política de reforzar y estabilizar las finanzas del Club Universidad será una constante de la actual administración que preside Rodrigo Ares de Parga, bajo la premisa de cuidar el aspecto deportivo con un proyecto que permita al técnico Juan Francisco Palencia, brillar y ser competitivo en el Torneo Clausura 2017 de la Liga Mx.

Esta es una las fuertes razones que llevó a la dirigencia universitaria a colocar en otra institución al ecuatoriano Fidel Martínez, quien además en el plano futbolístico tampoco resultó ser una garantía para las necesidades del club, y así lo advierten sus números en el certamen invernal.

Martínez ni con toda la alegría que suele tener, se logró consolidar con Pumas, entidad que bajo la gestión de Jorge Borja Navarrete y teniendo como director deportivo a Antonio Sancho, pago por el sudamericano alrededor de 5 millones de dólares al club Leones Negros, con el que descendió el jugador en el Clausura 2015.

En el Torneo Apertura 2016, Fidel Martínez sumó mil 104 minutos de mil 710 posibles, marcó dos goles, cifras que contrastaban con el costo que representaba para Pumas, pues el futbolista de 26 años tenía un salario mensual cercano a 1.2 millones pesos, resultando una inversión nada redituable.

De hecho, durante el Régimen de Transferencias de la Liga Mx el pasado miércoles en las instalaciones de la FMF, la dirigencia universitaria logró colocarlo en otro club y fue así que hicieron la negociación con los rojinegros del Atlas, quienes invirtieran 2.5 millones por esta transferencia, misma que saldaran con cómodos pagos.

Lastimosamente ese gasto que hizo Pumas hace un año al adquirir a Fidel Martínez, solo pudieron recuperar la mitad de lo gastado en ese momento, aunque cabe insistir que la compra se realizó en la gestión anterior, pero lo que realmente interesaba a los actuales administrativos del conjunto auriazul, era adelgazar su nómina y con esta venta la bajan considerablemente.

Esta misma política fue la que se aplicó en junio pasado cuando se deshicieron del argentino Ismael Sosa, quienes los enterados dentro de Pumas advierten que el salario del ahora jugador de Tigres, les representaba el equivalente al gasto que les genera mensualmente sostener su estructura de fuerzas básicas.

CERRADO A SACRIFICAR

Cerca de 200 mil pesos respecto al salario que percibió mensualmente en el Apertura 2016, el paraguayo Dante López, quien militó con Zacatepec Siglo XXI en el Ascenso MX, luego de que se terminó su ciclo deportivo, más no económico con Pumas a la llegada de Paco Palencia como su estratega.

El guaraní, quien tenía contrato vigente con Pumas, aceptó jugar en el último semestre con los Cañeros, bajo la condición de que se le respetará su sueldo de aproximadamente 800 mil pesos mensuales, y fue cuando las directivas de ambos clubes acordaron pagar 50 por ciento cada una.

Es decir que Pumas cubría 400 mil y los morelenses depositaban la parte correspondiente, pero al terminar el Apertura 2016, también concluyó supuestamente la responsabilidad de los universitarios con el jugador, y fue cuando la gente de Zacatepec se acercó a Dante para conocer sus intenciones deportivas , pero ante todo económicas.

La posición del paraguayo fue contundente ante la propuesta de la directiva, quien le ofrecía un salario en solitario de 600 mil pesos, cantidad que no aceptó el jugador, quien de acuerdo con algunas fuentes, manifestó su inquietud de buscar otras alternativas, e indica que podría ser en el exterior. 

twitter@Paco_Arredondo_