Desde el vestidor

El arrastre de Chivas viene a menos

La caída libre que vive jornada tras jornada Chivas del Guadalajara no solo se puede palpar en la clasificación general del Torneo Clausura 2016, sino, también en la golpeada popularidad de uno de los clubes, supuestamente, con más arrastre de la Liga MX, pero que en tiempos recientes, comienza a perder el interés de sus millones de aficionados.

El equipo propiedad del empresario Jorge Vergara Madrigal que en otros tiempos era garantía de éxitos taquilleros para los clubes que visitaban a lo largo y ancho del país, en la actualidad sufre también el desprecio de sus aficionados en otras plazas, fuera de la Perla de Occidente.

Hace una semana en su aparición en Chiapas para enfrentar a Jaguares, Chivas se topó con esta penosa, pero reveladora realidad, pues al mediodía solo se tenían vendidos 2 mil boletos, y el resto se obsequiaron, como una respuesta a la falta de conexión de los tapatíos con sus aficionados.

Aunque en las estadísticas pudiera estar como el tercer equipo con mejores entradas de local o visitante, en el Clausura 2016, por lo sucedido en tierras chiapanecas, es una alerta de que los seguidores están lejos por la falta de resultados convincentes que los haga sentir orgullosos.

En encuestas recientes se establece que Chivas tiene 17 por ciento de fanáticos de toda la Liga, cifra que se mantiene desde hace tres años, justo cuando comenzaron sus problemas de porcentaje, mismos que lo tienen peleando por evitar el descenso y mantener la categoría.

La falta de un equipo heroico, de jugadores con liderazgo y directivos con la capacidad para levantar el orgullo Chiva, se convierte en el peor lastre, y el cual parece estar destinado a mantenerse por muchos tiempo en ese sitio, como una institución sin mayores aspiraciones que luchar por ser de la élite del balompié nacional.

Este tema también termina por perjudicar al menos a 15 de los otros 17 clubes de la Liga MX (Tigres y Rayados son los menos perjudicados), quienes hasta hace un tiempo, sabían que tener en sus estadios la visita de Chivas arrojarían importantes dividendos por la venta de boletos.

La desesperación y vergüenza parecen ser más de los aficionados que de los mismos integrantes del club, porque la respuesta dentro del terreno de juego es sórdida y sin un compromiso, ese que hace pensar cualquier cosa, menos que Chivas volverá a ser un equipo de respeto y combatividad.

LOS ÁRBITROS

Están en plena campaña de convencimiento de que su labor semana a semana es totalmente a prueba de cualquier duda, y que jamás se prestarían a perjudicar o beneficiar a ningún club o jugador de la Liga MX, ya que su tarea es impartir la justicia futbolera de manera imparcial.

Al menos ese fue el mensaje que llevó el pleno de la Comisión de Árbitros el pasado miércoles al puerto de Veracruz, donde se reunieron con los futbolistas, directivos y parte del cuerpo técnico de los escualos, quienes a lo largo de la campaña han puesto de manifiesto sus inconformidades por decisiones de los colegiados.

Lastimosamente, por problemas personales, estuvo ausente el técnico Carlos Reinoso, uno de los más férreos críticos que pudieran existir en tiempos recientes de los trabajos arbitrales, pero le dejaron con su auxiliar Cristóbal Ortega, todo un compendio de datos y puntos de vista, con la finalidad de terminar con todas las polémicas.


twitter@Paco_Arredondo_