Desde el vestidor

Tres parones de Jaguares de Chiapas

El sorprendente bajo rendimiento de Jaguares de Chiapas en 11 fechas del Clausura 2016 de la Liga MX, desde el interior del equipo comandado por Ricardo Antonio La Volpe, se entiende sencillamente a la lucha sorda y desesperada que sostienen jugadores y cuerpo técnico con la directiva por el incumplimiento del pago de los premios económicos del torneo anterior.

Los principales actores de este deporte-negocio, léase futbolistas, creen que la única forma de encontrar una respuesta positiva y contundente a sus demandas, es haciendo todos los paros que sean necesarios, hasta que les liquiden los adeudos pasados que se ganaron en la cancha.

Solo como un recuento de lo que hicieron: terminaron en el cuarto lugar general, logro que les permitió entrar a la Liguilla, y aunque Tigres los echó en la fase de cuartos de final, ellos sí cumplieron, dejando en la cancha hasta el último de sus esfuerzos, pero al paso del tiempo se quedaron con la satisfacción del deber cumplido.

En esta semana, y de cara a un duelo trascendental ante el América que podría marcar sus aspiraciones por volver a llegar a la Fiesta Grande del balompié nacional, más allá de poder trabajar sin mayores presiones o preocupaciones que el armado táctico del encuentro, su labor se enfocó a exigir que les paguen.

Ricardo La Volpe ha dicho: "No es solo el tema del pago de la nómina del mes, sino que yo no sabía porque no soy el que firmo los contratos, pero el jugador se te acerca (para decir) que les deben el premio del campeonato anterior. Eso es lo que me ha dado un poco de un golpe anímico al equipo, porque lograron objetivos, si me entiendes", sostuvo el estratega sudamericano.

Los jugadores de Chiapas sin más respaldo que su dignidad hacen su lucha, esa que también debería ser apoyada por los diferentes sectores de la Liga MX y buscar junto con la directiva encabezada por Carlos Hugo López las alternativas de pago; no se trata de crucificar a los dueños, sino de encontrar soluciones a esta problemática.

De hecho, durante la reunión del pasado jueves, López Chargoy ofreció disculpas a sus futbolistas y al cuerpo técnico bajo la promesa que se harán todos esfuerzos necesarios para evitar que este tipo de situaciones se sigan presentando.

Sin conocer de fondo la realidad que viven en su relación la directiva con las autoridades de la entidad sureña, los rumores crecen sobre la venta o mudanza a otra sede; por ejemplo, al bajío, donde en mayo próximo le cambiarán el nombre al estadio Miguel Alemán por el de Emilio Buitre Butragueño, es decir a Celaya, Guanajuato.

Aunque el mismo Carlos Hugo López Chargoy ha insistido que cuenta con el respaldo del gobierno estatal, y que el equipo se quedará en la Selva Chiapaneca por mucho tiempo.

A CHINA PORQUE NO HAY MÁS...

Opciones para Ángel Reyna, a quien cada día le resulta más complicado encontrar cabida para continuar su carrera como futbolista profesional, y es que hace unas semanas sus representantes tocaron las puertas de la Bundesliga con un par de clubes de esa zona de Europa, pero se toparon con una realidad que conocen a la perfección: el rechazo.

Directores deportivos de algunos clubes teutones buscaron referencias de Reyna con algunos jugadores y ex jugadores mexicanos que militaron en aquellas canchas, y aunque ponían su talento como un tema sin cuestión, también resaltaron los problemas extra deportivos que han marcado su andar en los últimos años.


twitter@Paco_Arredondo_