Desde el vestidor

Simple: "Potro" Gutiérrez volvió al Plan A

Más allá de las fracasadas negociaciones de  selecciones nacionales para concretar a los refuerzos del Tricolor Sub 23 en los Juegos Olímpicos de Río 2016 –lo que parecía algo sencillo por la autoproclamación de los internacionales Andrés Guardado y Raúl Jiménez– el técnico Raúl Gutiérrez simplemente regresó a su proyecto inicial.

El estratega campeón del mundo Sub 17 hace cinco años siempre tuvo en la mente a los que finalmente llamó como sus tres refuerzos: el portero Alfredo Talavera, al lateral izquierdo Jorge Torres Nilo y el ofensivo –también medallista olímpico en Londres 2012– Oribe Peralta, aunque se llegue a pensar que estos elementos eran los emergentes.

La posibilidad de tener a los llamados jugadores europeos, como Guardado del PSV de Holanda y  Raúl Jiménez del Benfica de Portugal, se sembró en el momento que ambos se candidatearon para ser parte de la aventura olímpica, postura que agradó al mismo Potro, quien por unos meses dejó en su cajón su proyecto inicial, porque no quería sufrir una desilusión.

Fue entonces que se iniciaron administrativamente las gestiones con visitas a los clubes, correos y llamadas, pero todo indica que, más allá de las ocupadas agendas en agosto de los clubes en el Viejo Continente, los directivos de selecciones nacionales carecieron de sensibilidad negociadora.

Es cierto que los dirigentes del PSV y Benfica argumentaron como una prioridad sus propios intereses, pero también existía la inquietud de los jugadores por participar en Río 2016, o al menos públicamente fue la postura que mostraron, generando cierta inquietud en el mismo proyecto del Potro Gutiérrez, quien siempre fue el más ecuánime.

Hasta el domingo pasado en la coordinación de selecciones menores ya se tenía por escrito, y de palabra, la negativa de holandeses y portugueses, pero tenían una veladora encendida con Andrés Guardado, quien se suponía haría un último intento con su técnico y directiva, o al menos eso es que lo que una fuente cercana a las negociaciones nos aseguró, porque sabía que ellos –Federación Mexicana de Futbol– ya habían hecho su labor.

En la FMF contemplaban esperar hasta el miércoles, es decir, un día antes de la fecha establecida para anunciar la lista definitiva, con los 15 elegidos que vivieron el proceso, más los tres refuerzos, pero al inicio de la semana el mismo Guardado se desmarcó, advirtiendo que era la FMF la encargada de volver a tocar la puerta con el PSV, pero todo indica que prefirieron dejar las cosas así.

Solo como un ejercicio de ociosidad. La proclamación de Andrés y Raúl Jiménez se dio previo a la Copa América Centenario, meses o semanas antes del penoso capítulo que vivió el Tricolor mayor, tendiendo a estos dos guerreros como parte del naufragio ante los chilenos, porque el Tritanic se hundió.

Ese golpe pudo haber influido en los jugadores para mejor desmarcarse y dejar que las cosas del fracaso se enfríen un poco y prefirieron, por el momento, mejor alejarse de los reflectores; es quizá por eso que ellos ya no volvieron a insistir a sus clubes, pese a la promesa del PSV de darle libertad a Guardado si ganaban el título liguero.

JUNTA URGENTE…

O fuera de la agenda inicial de la entrega del Balón de Oro, es la que tendrán los 18 presidentes de los clubes de la Liga Mx, este sábado en la ciudad de Los Ángeles, California, hacía mucho tiempo que los dirigentes (que no son dueños), se reúnen en mesas de trabajo.

Los temas serían varios de cara al inicio del Torneo Apertura 2016, principalmente el relacionado a la nueva reglamentación 10/8, la cual lleva como objetivo mejorar el espectáculo y el producto que se entrega a los consumidores de este deporte-negocio, y que tendrá esa parte como un gran reto en el siguiente semestre. 

twitter@Paco_Arredondo_