Desde el vestidor

Renovar o morir

Evitar que el barco se hunda más, responder con resultados contundentes para recuperar la credibilidad, cerrar filas y hacer respetar a la selección nacional, ha sido parte de los discursos que se han dado en los últimos días al interior de la selección nacional, donde todos, sin importar jerarquías ni el peso que pudieran tener, todos se han comprometido a dar un giro a la triste realidad que viven.

Esta historia de crisis y momentos de estrés ha sido parte de la estructura en los últimos 23 años del representativo mexicano, da la impresión de ser un hábito, y hasta parte de la esencia del Tricolor en todo este tiempo, porque siempre han existido todo tipo de problemáticas, donde el jugador suele ser el actor principal.

Una vez más sabemos que se ha impuesto un nuevo reglamento donde el aspecto fundamental es la unión y el compromiso, dos elementos que deberían ser parte central de una selección, pero también es cierto que siempre hace falta reiterar y encontrar las herramientas necesarias para un buen funcionamiento.

Este documento también incluye como una máxima que todo aquel jugador que sea llamado debe explotar al máximo su potencial y realmente demostrar su compromiso por vestir la playera del representativo mexicano, pues los dirigentes detectaron que ése es uno de los aspectos débiles del equipo.

Renovar o morir, ese parece ser el mensaje de los dirigentes con este golpe de timón, porque saben que no se pueden dar el lujo de volver a tener más tropiezos, ni momentos de incertidumbre, y creen que lo vivido en la Copa América Centenario llega a tiempo para no padecer situaciones como las vividas previo a la Copa del Mundo de Brasil 2014, donde se puso en riesgo acudir a la justa brasileña.

MUCHAS DUDAS… 

Se han generado en el medio argentino con la contratación del defensa mexicano Jonny Magallón, quien fue fichado por los próximos cuatro meses por el actual campeón Lanús, equipo que dirige un viejo conocido del balompié nacional, Jorge Almirón, pues creen que es una apuesta complicada.

Magallón tuvo que tomar de bote pronto esta oferta que le hizo directamente Jorge Almirón, luego de quedar fuera sin previo aviso del proyecto del club León en junio pasado, pues nadie le avisó que debía buscar otras alternativas para poder continuar su carrera, pero todas las puertas se cerraron.

Jonny, mundialista en Sudáfrica 2010, es dueño de sus derechos federativos, y al terminar su relación contractual con los Panzas Verdes, quedó sin la posibilidad de que alguien le ayudara para seguir en la Liga Mx, hoy va a afrontar un nuevo reto en su carrera, en un futbol donde su éxito dependerá al cien por ciento a su adaptación mental ante las exigencias en esas latitudes del continente.

twitter@Paco_Arredondo_