Desde el vestidor

Nada se mueve: Osorio termina el año

Pese a los gritos de "¡Fuera Osorio!" que retumbaban en las tribunas del estadio Azteca (la noche del pasado martes) como una manifestación de los aficionados por el pobre desempeño de la selección mexicana ante Honduras, las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) harán oídos sordos, al menos hasta que termine este 2015.

Esa es la percepción y el sentir hasta el momento de varios dueños y presidentes de clubes de la Liga MX, quienes creen que los encargados de tomar una determinación respecto a la continuidad o no de Juan Carlos Osorio al mando del Tricolor, se tomarán como un parámetro real, el arranque del Hexagonal final rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Así que por más que los fanáticos se queden sin voz por pedir a gritos la salida del colombiano, la realidad es que por el momento, ni hay Plan B, ni piensan hacer caso al vox populi, porque siguen convencidos de que el estratega sudamericano es, y será, la mejor opción que tiene por el momento para hacer frente a la siguiente ronda de la eliminatoria mundialista.

El parámetro para muchos directivos es el movimiento que pudiera surgir desde el seno de la directiva del Pachuca, una de los grupos que suele mostrar sus inquietudes o inconformidades, de hecho, de ahí salió la postura de buscar a un técnico como Marcelo Loco Bielsa, ése que desde siempre ha sido su ideal para el Tricolor.

Más allá de las inquietudes que pudieran existir en el ambiente que rodea al equipo mexicano, por el momento Juan Carlos Osorio es el técnico, aunque existen detalles que también en su momento podrían marcar la permanencia del colombiano, y esos puntos los podría definir su actitud y comportamiento ante las mismas reglas que impone la FMF para ese cargo.

El sudamericano ha tenido algunos comportamientos que han llamado la atención de los responsables de manejar el destino del seleccionado mexicano, desde las oficinas de la FMF en Toluca, Estado de México, pues durante el juego ante El Salvador existieron actitudes que dejaron mucho qué desear.

Juan Carlos Osorio y sus cábalas, como es dejarse crecer la barba o usar ciertas ropas, pueden estar tranquilos hasta que inicie su andar en la próxima fase del camino para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Así que más allá de la petición popular para que Juan Carlos Osorio se marche o de quienes se auto postulan para regresar al cargo, la supuesta realidad del estratega podría estar endeble, y todo dependerá de si logra tener un mejor accionar con el Tricolor, o todas su cábalas de poco le servirán.

twitter@Paco_Arredondo_