Desde el vestidor

La multipropiedad es bipolar en la Liga MX

Aún le restan dos años al acuerdo de la Asamblea de Dueños de la Liga MX para terminar con la multipropiedad en mayo de 2018, esta práctica se mantiene en el balompié nacional, mientras continúa la desigualdad económica entre los clubes, en un circuito que pretende estar entre las mejores del orbe.

En los inicios de este 2016 la Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol (IFFHS) ubicó a la Liga Mx como la competición número 20 del mundo del 2015 con 595.50 puntos, tras ser la 13 en 2014, puestos que para muchos podría ser o no referencia de lo que se pretende ofrecer a los consumidores; es decir, a los aficionados.

La realidad indica que para algunas directivas resulta complicado y hasta cierto punto agobiante —en un mercado donde la ruta está marcada por la inversión— armar planteles que les permitan aspirar a ser más que simples competidores, y mensualmente vivir estresados para pagar la nómina de toda la institución.

El tema está dirigido especialmente a la dirigencia de Jaguares de Chiapas que en las últimas semanas ha soportado, no sólo las críticas por el incumplimiento para cubrir los adeudos con el primer equipo e inferiores, sino también de vivir bajo la amenaza de sus jugadores de no entrenar o dejar de concentrarse, sino se les paga.

En este caso la Liga Mx se ha mantenido como un observador de los acontecimientos, en espera de que sean los mismos jugadores quienes denuncien vía la Comisión del Jugador, órgano que vive a la espera de que sus agremiados presenten sus inconformidades, pero no solo mediáticamente, sino por los procedimientos conducentes.

Pero quizá se tendría que ir más a fondo, y saber si en realidad es por gusto que no se cumple con los compromisos de pago, o las directivas morosas también están golpeadas por la falta de recursos para poder sostener las millonarias nóminas que, se supone, pagan en el balompié nacional.

Hasta donde continúan los apoyos de aquellos que en su momento ofrecieron sus entidades para tener futbol del máximo circuito, o el respaldo de empresarios locales, porque cerrando el círculo, en muchos casos, todos se terminan beneficiando si se cuenta con el deporte-negocio, que significa el futbol.

EN CHIVAS QUIEREN MANTENER A COTA...

Pero en la Bella Airosa se contempla el regreso del portero que actualmente está en las Chivas del Guadalajara y que se ha ganado a pulso la titularidad. Al finalizar el actual Clausura 2016 se termina el préstamo del jugador que pertenece al Pachuca y mismo que podría quedar sin renovación, ya que en los campos de los Tuzos se contempla llevarlo a las filas del equipo que comanda el uruguayo Diego Alonso.

El enroque también depende de si continua o no con los hidalguenses el histórico guardameta Óscar El Conejo Pérez, quien no pierde la ilusión de regresar a Cruz Azul para cerrar su carrera de más de dos décadas, espacio que se abriría si Jesús Corona es negociado a otra institución, y entre la posibles opciones está el Rebaño Sagrado.


twitter@Paco_Arredondo_