Contra las cuerdas

No se pueden tardar

Un poco de emoción no hace daño, al contrario... crea un poco más de expectativa.

La posibilidad de que Gennady Golovkin rete al Canelo Álvarez ha levantado ámpula, perfilando el duelo como uno de los más esperados del 2016.

Sin duda el hecho de haber aplazado el duelo fue algo benéfico, ¿por qué?... Se hará una promoción del duelo como Dios manda y no como lo que pasó entre Mayweather y Pacquiao, en donde el peso de la pelea superó la capacidad de organización y planeación.

Con tiempo extra, ambos peleadores podrán afianzar esa rivalidad y terminarán llamando mucho más la atención, sobre todo de aquellos espectadores no tan fanáticos. Pero ojo, no deben exagerar con la incertidumbre.

Que se les pasen las cucharadas tendría un efecto parecido a MayPac, donde siete años de espera elevaron las expectativas por las nubes y al final la acción arriba del ring no compensó tanta espera.

Canelo y Golovkin necesitan de esta pelea. El mexicano para validar su reinado y afianzarse como uno de los mejores del momento; GGG porque apremia tener nombres importantes en su récord. Ambos deberán ser muy listos y estar dispuestos a ceder un poco a la hora de las negociaciones, pues a distancia se ve que ninguno de los dos es sencillo de sobrellevar en las peticiones.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks