Contra las cuerdas

No más peleas "elefantianas"

Este sábado Wladimir Klitschko enfrenta a Tyson Fury en lo que promete ser una de las peleas más llamativas en años para los completos.

La máxima categoría se ha mantenido como el remedio ideal para el insomnio más persistente, con peleadores gordos que en slow motion buscan dominar con un lucky punch a rivales que con facilidad podrían haber salido de la cantina más cercana.

En esta ocasión con físicos impecables, Klistchko -el longevo monarca de gran pegada, pero escasas combinaciones- se medirá al joven y hambriento invicto gitano en busca de retener los campeonatos que por 11 años ha mantenido a su lado a sol y sombra. La historia perfecta.

Hasta ahora la pelea ha captado la atención gracias a la falta de tornillos en la cabeza de Fury. Serenatas, amenazas, muecas y hasta piropos han formado parte de la promoción del duelo al punto de que hasta Klistchko ha dejado escapar varias carcajadas con las ocurrencias del invicto.

Fury tiene en sus manos la oportunidad de regresarle un poco de emoción a esa división que por años fue semillero de leyendas y digo Fury porque Klitschko, fiel a su estilo, ha demostrado poder, pero no ha podido despertar esa emoción que mantenga a los fanáticos al borde del grito.

Ya es hora de que los pesos completos despierten de ese letargo.
Menos "elefantes" y más acción.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks