Contra las cuerdas

Que Dios lo bendiga

Manny Pacquiao tendrá que ser bien astuto este fin de semana... Está justo en el punto en donde puede tocar de nuevo la gloria o trapear el ring con su apellido y ponerle un tinte triste a su legado.

La mayor parte de los boxeadores piensa que están lejos del riesgo de causar vergüenzas, pero ¿si le pasó a Muhammad Ali, Mano de Piedra y a Julio César Chávez, qué les hace pensar que ellos están inmunes?

La carrera de Pacquiao está justo en ese punto en donde puede volver a conquistar un campeonato mundial o puede caer ante un peleador que aún no tiene tanto peso.

Para él, la apuesta es buena, pues siente que sus cualidades lo pueden sacar bien librado de su 21 pelea de campeonato, pero ¿el cuerpo le responderá de la misma forma? ¿El ser senador no se interpondrá en sus deseos de triunfar arriba del ring?

Es triste ver cómo un peleador insiste en volver una y otra vez, pero es más triste ver cómo lo intentan varias veces sin éxito, retirándose por la puerta trasera y terminando una gran carrera con varios y dolorosos descalabros.

Ojalá y me equivoque. Ojalá que Pacquiao sea la excepción a la regla y que nadie salga lastimado.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks