Contra las cuerdas

¿Qué espera Juan Manuel?

Qué alguien me explique: ¿qué espera Juan Manuel Márquez para salir del limbo en el que ha estado, por voluntad (o por su rodilla), dos años y nueve meses? Me queda claro que decir adiós no debe ser sencillo y menos tras lograr lo que por años estuvo peleando. Pero de eso, a tener a todos -incluido el gobierno de la CdMx- esperando... ya es otro rollo. ¿Qué pasa con sus fans? Aquellos cuyo corazón se acelera cada que leen sobre el posible regreso de Márquez. La verdad es que después de tres años de "regreso... mejor no" o el "tengo que checar mi rodilla" o "lo voy a platicar con mi familia", la espera se ha convertido en algo tedioso y ya hay quienes dicen "para qué regresa si no tiene nada qué probar". Ayer escuchaba que, por enésima vez, al gobierno de la CdMx le gustaría tener una pelea en el Zócalo, pero, ¿ le conviene al peleador mexicano? En el horizonte está la posibilidad de enfrentar a Miguel Cotto y aunque me encantaría ver esa pelea, hay que analizar más allá: En sus últimas peleas, Cotto ha rondado los 68 kilos, mientras Juan Manuel jamás ha pasado de 65.54. Son 3.5 kilos, pero en el boxeo no es tan sencillo y menos cuando estás en el ocaso de una brillante carrera. Ojo. Mi intención no es decir que Juan Manuel tiene que brincar de inmediato al ring y agarrar a golpes al primero que se le cruce enfrente... lo que pido es sinceridad con sus fans, con el boxeo y hasta con él mismo.

erikamontoyag@gmail.com • twitter@LaKiks