Contra las cuerdas

Energía renovada

La idea de dejar en atrás lo feo que fue el 2016 -pues solo se puede catalogar como la sufridera post traumática de MayPac- resulta la mejor opción posible, siempre y cuando se haga con mesura.

Dejar crecer la ilusión de que el boxeo se recomponga este año resulta bueno siempre y cuando no empecemos a volar antes de tiempo con “posibilidades de humo”, que así como aparecen se van.

Caso concreto como Floyd Mayweather y Conor McGregor.

Primero que nada, ¿qué amante del boxeo en su sano juicio quiere ver esa pelea? Ya sé... el morbo nos mata y queremos observar a Money en aprietos, pero hay que ver más allá:

Al pobre de The Notorious le pasaría lo que al coyote con el correcaminos, a menos de que suba con un bat o una pistola no podrá ponerle un “estate quieto” a Mayweather.

En lugar de concentrarnos en las peleas que pueden ser un hit (incluida la esperada Golovkin vs. Canelo) hay que enfocarnos en las que ya están y disfrutar, pues vienen guerras como la de este fin de semana como Badou Jack vs. James DeGale o Carl Frampton vs. Leo Santacruz 2, Jorge Linares vs. Anthony Crolla y Gennady Golovkin vs. Daniel Jacobs.

Esa es la solución... disfrutar lo de hoy y aplaudir a los valientes que sí pelean para así aplicar el “pare de sufrir”. 

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks