Contra las cuerdas

Por la mala

La dupla de Saúl Álvarez y Óscar de la Hoya, pero sobre todo el Golden Boy, aprendieron a punta de indiferencia que una pelea forzada no trae buenos resultados.

En un espacio de cinco meses las ventas de Pago Por Evento del Canelo cayeron en casi un 50 por ciento. Mientras que ante Miguel Cotto generó 900 mil compras, ahora con Amir Khan las ventas bajaron a 460 mil, aproximadamente. Además de que no registró un lleno en una arena nueva diseñada para 20 mil personas, cuando ya en el pasado había juntado a 40 mil fanáticos.

Pero técnicamente no es culpa del Canelo, él o cualquier boxeador se inclinará siempre por las mejores oferta$ y si en ese momento el inglés representaba mayor cantidad de ceros, por eso se cerró esa pelea que nadie pidió. Al fin y al cabo nadie se pelea con su dinero.

No hay nada de malo en haber errado de rival y en sus manos está el enmendar el camino... Gennady Golovkin está a la vuelta de la esquina y parece ser que hasta ahora todos los caminos del Canelo lo llevan al mismo sitio, solo hay que rezar para que se alejen del modelo Mayweather vs. Pacquiao y no tengamos que esperar otros seis años.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks