Contra las cuerdas

¿Cuál correr?

Un empate no estuvo nada mal como resultado de Canelo y GGG… la verdad es que en una pelea cerrada el resultado se podía haber inclinado para cualquiera de los dos lados y está bien.

Aunque en mis tarjetas tenía arriba a GGG, Canelo hizo mucho por mostrar una  versión de su boxeo, se fue a las cuerdas y con cintura, cuello y guardia dejó en el aire muchos de los furiosos golpes de un Golovkin que, con la motivación a tope, tiró como si no hubiera un mañana.

Canelo mostró todo el crecimiento y lona recorrida, aguantando la pegada de ese kazajo demoledor usando la estrategia e inteligencia arriba del ring. Si bien no tiró mucho y para mi gusto si hubiera presionado un poco más podría haber aclarado más el panorama, el mexicano enseñó lo que se tiene que hacer en una pelea de primer nivel, y lo aplaudo.

Lo único que realmente me crispa los nervios es la tarjeta de Adalaide Byrd y ese gusto mal sano de ver las peleas dándole la espalda al ring y la necedad de la Comisión de Boxeo de Nevada en seguir poniendo a ese tipo de personas.

Aunque no hay mucho qué hacer para lograr que la Comisión deje de tundir al boxeo, prefiero enfocarme en lo positivo y felicitar a ambos peleadores por habernos regalado una pelea como hace mucho que no veíamos.

Los dos mejores peleadores del momento batiéndose en batalla de estrategia, fuerza y preparados a conciencia que me dejó con una gran sonrisa y las ganas de ver una segunda parte. 

erikamontoyag@gmail.com

twitter@LaKiks