Contra las cuerdas

La campeonitis del boxeo

¿Ustedes sabían que a un boxeador mexicano lo podría llamar nueve veces campeón antes de poder disputar un título del mundo?

Sí, podría ser campeón juvenil, latino, norteamericano, sudamericano (sí, también aunque suene imposible), continental, intercontinental, internacional, plata e interino.

Ojo, nada más estoy hablando de un solo organismo, ¿pero qué pasaría si anexamos las otras tres principales organizaciones? Por división tendríamos una legión de campeones demeritando el logro de aquel que tiene el cinturón absoluto.

Aceptémoslo, a los organismos se les salió de las manos. Nadie lo vio venir y el gran afectado fue el boxeo, pues ahora se le acusa de tener campeonitis y de encontrar cinturones hasta en la caja de cereal.

Hace algunos ayeres, ser campeón nacional era un privilegio -pues solo existía ése y el campeonato del mundo-, ahora con tanto cinturón circulando la distinción se devaluó y si no se hace algo por recuperar esos conceptos el fanático se perderá entre tanto champ.

La Asociación Mundial de Boxeo fue la primera en poner manos a la obra, anunció que hará un torneo para eliminar ese exceso y de ser posible solo dejar un campeón por división. Ellos, además del problema de los títulos regionales, tenían un súper campeón, un campeón y un interino.

Suena un reto grande, complicado y lento, pero es necesario, solo habrá que esperar si los demás organismos demuestran unidad o, como normalmente pasa, cada quien jala para su lado.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks