Contra las cuerdas

Un duelo como nos lo merecemos

Ya vamos por otra semana de peleas como nos las recetó el doctor, y me gusta. ¿A poco no se siente bien ver peleas en las que no tienes ni idea quién y cómo ganará? Saber que un descuido puede costar caro... no sé ustedes, pero me emociona.

Este fin de semana Gennady Golovkin pone en riesgo su futuro al encarar a Daniel Jacobs, que, si bien no es un peleador con un renombre mundial, puede convertir el sueño de Golovkin en una pesadilla.

El campeón de Kazajistán sabe bien el terreno en el que está parado y se le agradece que a pesar de todo sea de los que no teme perder un invicto o los títulos, ya que su objetivo es echarse el volado ante un peleador tan bueno como él.

Daniel Jacobs es un hombre mentalmente fortísimo. No solo superó el cáncer, también regresó al deporte de sus amores y logró adueñarse de una corona mundial con la firme intención de enfrentarse a los mejores.

Ambos son pegadores, agresivos e inteligentes, una mezcla que hará del duelo en Nueva York una pelea en la que tendremos prohibido ir al baño o por botana. Habrá que poner mucha atención, pues en cualquier momento uno de ellos podría salir noqueado... no en balde tienen un combinado de 62 nocauts en un total de 68 victorias y solo una derrota (de Jacobs).

¿Sería mucho pedir que sigamos con este ritmo de combates? Me gusta sentarme emocionada los sábados por la noche a ver las peleas, casi no hay un sentimiento similar. ¿A poco no? 

erikamontoyag@gmail.com

twitter@LaKiks