Contra las cuerdas

El que no arriesga, no gana

Ya quiero que sea sábado, lo siento... no puedo esperar, pues este fin de semana será kilométrico para los que amamos el boxeo, pero valdrá cada minuto que estemos pegados a la televisión. Con peleas en Inglaterra (tempraneras), Estados Unidos y México este fin de semana pinta súper bueno. De entre todos los protagonistas que incluyen a Carl Frampton y a La Avispa Ortiz, el que acaparará las miradas será el michoacano Mikey García, quien está haciendo una apuesta fuerte y como premio adelantado se enfrentará a Adrien Broner. La apuesta del campeón mexicano es arriesgada, pues dejará en pausa su campeonato ligero para experimentar en 140 libras ante uno de los nombres más pesados, junto con Terence Crawford y Julius Indongo. Mikey había revelado su deseo de enfrentar a los mejores, sin importar poner sobre la línea su récord invicto o campeonato, pero no cumplió el sueño hasta que obtuvo la libertad contractual y planeó su propia carrera, dándole al fanático lo que buscaba. Su primer movimiento como agente libre fue recuperar el título mundial, y a pesar de arrastrar dos años de inactividad por una larga disputa legal, sometió a Dejan Zlaticanin, el primer campeón mundial de Montenegro. Movimiento inteligente que lo catapultó de nuevo a la elite. Y ahora va por nombres grandes, segundo paso de su plan, y que todo indica que rendirá muy buenos frutos, independientemente de los resultados. Sí, gane o pierda, Mickey García se está ganando el corazón de los fanáticos en una época donde los boxeadores en general buscan al rival más débil para mantenerse. Por eso merece un gran aplauso y todo el respeto.

erikamontoyag@gmail.com • twitter@LaKiks