Contra las cuerdas

Mejor retirado

Floyd Mayweather sigue disfrutando del deporte que más lo divierte en el mundo entero: jugar con los corazoncitos de los amantes del boxeo.

Ahora resulta que un costoso calzoncillo que le regalaron –con más de dos mil diamantes incrustados– lograría que el ex campeón mundial "recobrara" esa motivación que supuestamente está perdida desde hace años para buscar llevar su récord a 50-0.

Desde ahora lo digo y perdón por la sinceridad... pero "Floyd, por favor, no regreses".

A su partida, El Niño Bonito dejó un desorden digno de la recámara de un adolescente. Estábamos tan acostumbrado a verlo en la cima del boxeo, que jamás pensamos qué pasaría si te ibas, y justo ahora ese caos está comenzando a rearmarse. Por el momento no hay un boxeador enteramente dominante, pero ya comienzan a salir algunos rostros que tienen elementos para disputar esa posición de privilegio.

Las dudas aquí son: ¿a qué volvería Mayweather? ¿A retomar ese lugar para después volverlo a aventar después dos peleas?

A mí no me gustaría volver a ver una pelea del adiós de Mayweather ante un símil de Andre Berto, que por más que pujó, terminó haciendo el ridículo arriba del ring. Es innegable la calidad de Money –el mejor peleador defensivo que hemos tenido en años- pero si regresará para ilusionar a los fanáticos con la idea de que esta vez sí dará un gran show, mejor que se quede gastando sus millones de dólares con viajes extravagantes. Mi corazoncito ya lo sufrió demasiado.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks