Contra las cuerdas

Ya no más pedacería

Entiendo que la meta del boxeo es vender. Vender entretenimiento, pero ¿qué pasa cuando nos quieren vender pedacería y nada más?

No se acaba de retirar Manny Pacquiao cuando ya hay quienes quieren posicionar a los que se quedaron como la última Coca-Cola del desierto. El boxeador que habíamos estado esperando, aquel que parará el tráfico y no... disculpen, pero no.

Mientras existan boxeadores que utilicen las pinzas para elegir rival y de paso sus promotores quieran vender la pelea como la más grande de sus carreras, estamos condenados a ver muchos tongos y dos que tres sorpresas.

Pero ¡alto!, no todo está perdido. Hay una solución: dejar de comprar.

No es obligación del fanático comprar un vocho con precio de Ferrari, pero hay que dejar en claro que no se está de acuerdo y los números no mienten.

¿Será que Vasyl Lomachenko sí es el siguiente Pacquiao, como dijeron? ¿Qué Canelo reinará el boxeo la siguiente década?... Solo el tiempo lo dirá, pero mientras nada más en sus puños está la manera de cambiar las críticas por lo que les gustaría escuchar.

erikamontoyag@gmail.com
twitter@LaKiks